Ser amiga del ex

En ocasiones surge la duda de poder ser amigas de los ex novios y aunque parezca increíble, si es posible lograrlo con sencillos pasos Ser amiga del ex Para muchas puede ser algo simplemente irrazonable porque es muy complejo llegar a ser amiga de alguien a quien alguna vez se amó o porque en algún momento, hubo problemas o diferencias irreparables que las hacen comportarse dolidas y reacias con la idea de volver a ser amigas de ese chico. También cabe la posibilidad de que si lo quieran ser pero su ex pareja no puede lograrlo, así que prefiere no forzarlo y dejarlo en el olvido hasta como persona. Lo cierto es que todo depende de cada persona, de su forma de asumir y superar las cosas y de hacer un intento para guardar lo bello que paso pero no entrar de nuevo en ese mundo que se dio por finalizado. Algo que muchas veces influye es si antes de ser novio, fueron amigos, pues harán más fácil ese camino.

Lo primero que hay que hacer para lograrlo es dejar que pase el tiempo, por lo menos para que el o ambos puedan superar el dolor  y tener esa etapa de duelo que es necesaria. Muchas veces este tiempo puede ser mucho y más cuando la decisión la ha tomado solo una persona y desafortunadamente hay que seguir el camino que otro decidió. Seguramente después de unos meses o años, se puede llegar a superar todo lo que agobia para ver de nuevo a la ex pareja como un amigo. La parte de la intimidad es un aspecto que duele a ambos, así se haya tomado la decisión de terminar, pero hay que tener en cuenta que no se puede tener aun esas ínfulas de dueña, es decir, hay que respetar su privacidad o las relaciones intimas que tenga con otras parejas pues finalmente ya no tienen nada que los una emocionalmente para que se sigan haciendo reclamos sin sentido. Una vez superado este traspase, es posible ver con otros ojos a la potra persona, mucho más amistoso. 

Todo es cuestión de adaptación, de asumir los nuevos cambios, de entender que ya no se tendrán las mismas actividades ni se compartirá el tiempo con la misma persona con la cual ya se había creado una rutina. Es complejo al principio pero poco se podrá superar siempre y cuando hayan buenas relaciones y se pueda crear de nuevo una relación de amigos. Lo más erróneo que se puede cometer es que a pesar de que haya una ruptura, tratar de que todo termine en malos términos y tener un rencor tan grande que se desee lo peor a esa persona. Hay que aprender a perdonar, a olvidar, a sonreír por lo bello que paso y empezar un nuevo camino aprendiendo a disfrutar de la soledad y la soltería. No es necesario que si se sale de una relación se tenga que entrar de inmediato en otra y menos si se hace por dar celos o demostrar que se es mejor. Por último y una de las mejores recomendaciones es terminar en forma privada y algo reservada pues nada mas bochornoso que los escándalos y los gritos en medio de mucha gente que critique o se burle de la situación. 

A %d blogueros les gusta esto: