Tengo una personalidad histérica?

Las mujeres siempre han sido criticadas por los hombres y a muchas las caracterizan como obsesivas, malgeniadas, celosas y hasta histéricas y puede que en este ultimo factor, puedan tener algo de razón. Con esto pueden descubrir si pueden estar cayendo en ello. Tengo una personalidad histérica? Es normal que las mujeres reacciones de diversas maneras frente a algo que no les gusta o les incomoda, pero no les gusta adoptar un comportamiento obsesivo e histérico, porque es lo que los demás pensaran y crearan una imagen que no es. Aunque hay chicas que a pesar de que tratan de controlar lo “malo” terminan dejándose llevar y desconocen que pueden llegar a ser unas autenticas histéricas. Lo que más preocupa a estas mujeres, es lo que puedan pensar sus parejas con quienes precisamente tienen la mayoría de problemas. 

El inconveniente radica en que son personas indecisas, de dos tipos de personalidad, que quieren algo pero después se excusan en decir que no pueden, o que tienen algo y se lo han ganado o han luchado para tenerlo, pero de un momento a otro dicen que no quieren que este cerca de ellas. Todos los momentos de su vida son malos, siempre hay complicaciones, nunca pueden estar felices o prestas para algo nuevo. Pero paradójicamente, puede cambiar totalmente su pensamiento y su mundo negativo en pocos días. Hay algún tipo de semejanza con el comportamiento bipolar, en el que un día quieren algo, pero al otro no lo desean, aunque pensándolo bien, al tercer día, pueden volver a quererlo. 

En las relaciones amorosas con muy complicadas, porque son de las mujeres que en medio de una discusión o comportamiento que no les agrado de su pareja, estén pensando en terminar la relación o dejarlo porque vale mucho la pena, pero cuando el chico se ha ido o ve que esa ruptura es en serio, se arrepiente y quiere que las cosas sigan igual. Una mujer histérica puede hacer todo lo posible por tener a algo o a alguien pero una vez que lo tiene, comete todo tipo de errores para tenerlo de nuevo. 

Un cuarto rasgo que resulta realmente molesto es que quieran ser protagonistas de absolutamente todo, y que si escuchan algo de alguien o sostienen una conversación mientras les cuenta una experiencia, todo lo relaciona con sus vidas y transforman la historia, para que finalmente siempre se resulte hablando de ella.  En el aspecto físico, quieren que todo el mundo note lo que se ha hecho, desde un arreglo de uñas hasta la compra de nuevos zapatos o de una depilación definitiva, porque necesita que ser importante para los demás y que siempre obtenga buenos comentarios, halagos y felicitaciones

Son personas totalmente posesivas, que quieren tener opinión y derecho a definir con quien trata o no las personas que siente cerca, ya sea su pareja, su familia o sus amigos. Siempre que no se hace lo que quieren, llega un momento en que genera una discusión y trata de buscar todo tipo de argumentos para justificarse, as i obviamente no tenga la razón. 

A %d blogueros les gusta esto: