Todo lo que hay que saber sobre implantes mamarios. (Parte II)

Hoy en día, son cada vez las mujeres que deciden aumentar el talle de su busto por medio de implantes. Sin embargo, hay muchas cosas a tener en cuenta antes de tomar la decisión, pues al igual que con cualquier tipo de operación, hay determinadas pautas a tener en cuenta que individualizan cada caso particular, y hay muchas cosas referentes al tema que se deben saber antes de someterse a este tipo de cirugía. Todo lo que hay que saber sobre implantes mamarios. (Parte II) En la nota anterior, ya contestamos algunas de las preguntas más importantes referentes a los implantes mamarios. Ahora, continuaremos con otros temas que necesitarás saber con respecto al tema.

  •  ¿Cuándo se realiza el recambio? Ningún implante tiene indicación de reemplazo si no existen signos objetivos de cápsula fibrosa II o IV, ruptura o efracción. Cuando en una econgrafía o mamografía aparece algún indicio de presunta ruptura, se debe efectuar una resonancia magnética, que determinará de manera segura el estado de la prótesis, para no someter a la mujer a una intervención de recambio innecesaria.
  • ¿Los implantes tienen garantía? Es imprescindible consultar si la tienen, en especial en caso de ruptura. La paciente debe conservar consigo la documentación que el cirujano le brinde después del procedimiento. Esto le permitirá saber qué tipo de implante tiene colocado, el tamaño y la procedencia.
  • ¿Qué factores coadyuvan para lograr un resultado natural? Están relacionados con la ubicación y el volumen de los implantes, y la forma de la mama de la mujer.
  • ¿Qué elementos pueden ocasionar la ruptura? Una falla estructural del implante, un fuerte traumatismo directo o una lesión punzante.  Una prótesis soporta una presión de alrededor de 300 kilos por centímetro cuadrado.
  • ¿En que lugar se ubican los implantes? Pueden ubicarse delante o detrás del músculo pectoral. La ventaja de colocarlos detrás, es que es considerablemente menor la incidencia de retracción capsular. Además, permite realizar mejores mamografías, aunque las efectuadas con la técnica Eklund arrojan resultados muy certeros, independientemente de la ubicación de la prótesis.
  • ¿Dónde se efectúa la incisión? En la axila, en el borde areolar o en el surco submamario. Por lo general, esta última vía es la que genera mejores complicaciones de sensibilidad, aunque es más probable que la cicatriz se disimule mejor si se colocan por la región periareaolar.
  • ¿Qué tipo de anestesia se usa? General o local más sedación. La operación se hace con la intervención de un médico anestesiólogo, y dura por lo general una hora y media. Posteriormente se indican analgésicos y antiinflamatorios.
  • ¿Existe algún límite de edad para operarse?No, en tanto se trate de una mujer adulta y sana, desde el punto de vista del estado físico y psíquico. No es aconsejable que este tipo de cirugía se realice a edades muy tempranas (muchas son las jovencitas que piden esta operación como regalo de sus 15 años), por la probable inestabilidad emocional de la paciente.
  • ¿Cuánto tiempo lleva la recuperación? La actividad física suave puede retomarse a partir de las 3 semanas. Los deportes, luego de un mes o un mes y medio.
  • ¿De que modo se puede verificar si el médico es cirujano plástico? En Argentina, mediante el diploma o certificado de especialista. Es muy importante además que el médico en cuestión re-certifique su título de especialista cada 5 años, aunque en la actualidad, no es obligatorio, sino voluntario el hecho de hacerlo. Esto asegura la actualización médica continua y otorga una mayor garantía de profesionalidad y especialización. El medico que no es cirujano plástico, legalmente puede realizar intervenciones quirúrgicas de tipo estéticas, aunque claro que, ante algún inconveniente, se lo juzgará para ver si existen fallas o errores en la práctica efectuada, ya sea por imprudencia o impericia, y se pondrá en tela de juicio su formación.
  • ¿Qué comportamiento ético debe seguir el profesional médico? En una cirugía, el paciente asume riesgos, y el cirujano no puede ni debe prometer un resultado ideal. La persona tiene derecho a saber lo que se le hará, las complicaciones que pueden existir, y las alternativas de los procedimientos. Es ético brincar la información adecuada y adaptarla al lenguaje del paciente para que la entienda.

Mitos y verdades:

  • No puede mantenerse una lactancia normal con implantes”. No es correcto. La lactancia es independiente de la colocación.
  • La silicona produce cáncer”. Ningún trabajo científico ha relacionado por el momento el cáncer con los implantes mamarios.
  • En el avión puede estallar un implante”. No existe esa posibilidad.
  • La ruptura del implante puede ocasionar riesgos graves para la salud”. Por tener gel cohesivo, no hay riesgo de fuga.
  • Existe riesgo de ruptura de prótesis cuando se realiza una mamografía”. Solo en caso de que la prótesis sea muy vieja, aunque es poco posible.
A %d blogueros les gusta esto: