Viste ceñida y sin ningún tipo de complejos

Micro-shorts, escotes en pico, faldas muy minis Viste ceñida y sin ningún tipo de complejos

Enseñar los hombros

Cuando se tiene mucho o poco pecho y unos brazos bastante delgados, será necesario ponerse a trabajar la espalda y los tríceps pues no es cuestión de lucir huesos sino formas.

Para ello siéntate en una silla que tenga respaldo y con una botella llena que usaremos como carga, sujetamos el codo con la otra mano y subimos y bajamos el antebrazo. Hacemos tres de estas series de quince repeticiones cada una.

Delante de una mesa nos sentamos en una silla y apoyamos las manos con los codos pegados al costado. Empujamos hacia abajo y mantenemos durante quince segundos esta posición para descansar cinco. Hacemos ocho repeticiones dos veces.

De rodillas con las manos por debajo de los hombros y la espalda bien recta, flexionamos los codos y bajamos tanto como podamos para mantener esa posición. Alejamos las rodillas de nuestras manos y hacemos tres series de este ejercicio de cinco o diez repeticiones cada una.

Enseñar escote

Un escote de pico resulta perfecto para todas aquellas mujeres que tiene bastante pecho ya que ayudará a disimularlo, así como a las que tienen las caderas anchas. Para lucirlo como nadie aprende a tonificar tus dorsales y tus brazos.

Frente a una pared, coloca los brazos en paralelo al suelo y tus manos a la altura aproximada de los hombros. Flexiona los codos empujando la pared sin estirar del todo y mantente así durante quince minutos. Realiza dos series de ocho repeticiones cada una.

Túmbate boca arriba en el suelo con las rodillas ligeramente flexionadas y toma dos botellas preferiblemente de litro y medio, una en cada mano. Colócalas en una línea no paralela y sube los brazos hacia el techo. Cuando bajes flexiona los codos. El antebrazo tiene que quedar en vertical. Haz tres series de quince repeticiones.

Vestidos que se pegan a nuestra piel

Este tipo de ropa resulta perfecta para unos cuerpos bien proporcionados y armónicos. Si este no es tu caso puedes optar por poner una prenda bien holgada por encima, pero en cualquier caso deberás trabajar las caderas y la cintura.

De rodillas con las manos apoyadas sobre el suelo y con la espalda recta, vamos a hacer el “libro”, es decir una apertura lateral con un pierna que mantendremos en línea con el tobillo, con la cadera y con la rodilla. Hacemos tres series de veinte repeticiones con cada pierna.

Nos colocamos de perfil a una pared, a unos diez centímetros aproximadamente apoyamos la parte externa de nuestro pie, lo levantamos y empujamos durante quince segundos, manteniendo siempre alineado el cuerpo. Hacemos tres series de diez repeticiones con ambas piernas. .elevamos una pierna a la altura de la cadera como si estuviéramos dando una patada lateral y mantenemos esta posición mientras vamos trazando círculos. Hacemos tres series de quince repeticiones alternando una pierna y otra.

A %d blogueros les gusta esto: