Todo lo que tienes que saber sobre el Cáncer de Mama

Cada dos minutos se diagnostica un cáncer de mama en el mundo. El 70% de los cánceres de mama son detectados por autoexamen. Sin embargo, 8 de cada 10 nódulos de la mama, no son cánceres. Cuando un cáncer de mama es detectado tempranamente, la sobrevida a 5 años es de 96%. Si bien el antecedente de cáncer de mama en familiares es un dato importante, no olvide que la gran mayoría de ellos son diagnosticados en mujeres sin antecedentes familiares, por lo que todas las mujeres deben controlarse. Todo lo que tienes que saber sobre el Cáncer de Mama

Que es: El cáncer del seno (mama) es una enfermedad por la cual se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la mama. La mama está compuesta por lóbulos y conductos. Cada mama tiene entre 15 y 20 secciones llamadas lóbulos, que comprenden secciones más pequeñas llamadas lobulillos, los cuales terminan en docenas de estructuras minúsculas que pueden producir leche. Todo este sistema está interconectados por tubos delgados llamados conductos. Cada mama tiene también vasos sanguíneos y vasos linfáticos. Los vasos linfáticos transportan un líquido casi incoloro llamado linfa y que se comunican con órganos pequeños llamados ganglios linfáticos. Estos ultimos, filtran sustancias de contenidas en la linfa y ayudan a combatir infecciones y enfermedades. Existen grupos de ganglios linfáticos cerca de la mama en la axila, sobre la clavícula y en el pecho. Cuando se habla de ganglio centinela se alude, precisamente, al ganglio más cercano al lugar donde se localiza el cáncer.

Tipos de cancer: Aunque no es imprescindible conocerlos, ya que son de resorte del especialista, el tipo más común es el llamado carcinoma ductal, que empieza en las células de los conductos. La forma “Infiltrante” (ver mas abajo) es la más frecuente correspondiendo al 80% de los casos de cancer de mama. El cáncer que empieza en los lóbulos o los lobulillos se llama carcinoma lobular y se encuentra con mayor frecuencia afectando ambas mamas, en relacion con otros tipos de cáncer de mama. Cada uno de los tipos previos se llamara “in situ”, si esta localizado, o “Infiltrante”, si adquiere una forma de crecimiento que tiende a invadir areas vecinas y/o organos a distancia (metastasis). El carcinoma inflamatorio es un cáncer poco común. Es agresivo y de rápido crecimiento. Hace enrojecer la piel del seno y aumentar su temperatura. La apariencia de la piel se vuelve como la de una naranja, y pueden aparecer arrugas y protuberancias.

Factores de Riesgo: Son circunstancias, que hacen a una persona más propensa para desarrollar el tumor.

Edad: el riesgo aumenta con la edad. La mayoría de cánceres de mama se produce sobre los 50 años y desde alli va en aumento. Resulta muy poco frecuente por debajo de los 35 años, pero no imposible.
Sexo: las mujeres son las más propensas a desarrollar cáncer de mama. La probabilidad en los hombres es de uno por cada cien mujeres.
Antecedentes familiares: las posibilidades aumentan si una hermana, madre o hija ha sufrido esta enfermedad. Además este riesgo se eleva si el familiar que ha padecido cáncer lo ha hecho antes de la menopausia, o si ha afectado a los dos senos. . Deberá iniciar sus controles 10 años antes de la edad del diagnóstico en su familiar. Sin embargo, no olvide que la mayoría de las pacientes con cáncer de mama, no registran antecedentes familiares, por lo que su ausencia no la libera de su control mamario.
Haber sufrido otro cáncer: el riesgo de cáncer de mama aumenta si se ha sufrido previamente otro cáncer, especialmente de ovario o de colon, o de la propia mama. Otro posible factor de riesgo es una hiperplasia benigna, una especie de tumor no maligno, que altera el tejido del seno.
Menopausia tardía (posterior a los 55 años)
• No haber tenido hijos, o el primer parto a partir de los 30 años.
Factores medioambientales: pesticidas, campos electromagnéticos o contaminantes en agua y comida son posibles favorecedores, que estan en investigación.
Estilo de vida: posible vínculo entre el consumo de alcohol y el desarrollo de cáncer de mama. El consumo en uno a dos tragos por día aumenta ligeramente el riesgo de padecer cáncer de mama. Mientras más beba, mayor será sera el aumento del riesgo. En relacion al tabaco, aunque hay datos contradictorios, quienen padecen esta enfermedad y fuman, tienen peor sobrevida.
Obesidad: muchos investigadores indican que seguir una dieta baja en grasas y rica en frutas y verduras, así como practicar ejercicio físico de forma regular pueden ayudar a prevenir la aparición del cáncer de mama.
Estrés: Llevar una vida estresante es nocivo para la salud y, en consecuencia, puede favorecer la aparición de enfermedades
THS: Ciertos investigadores indican que a partir de los 10 años con terapia hormonal sustitutiva (THS) puede aumentar el riesgo de cáncer, mientras que otros destacan que no importa durante cuánto tiempo se ha tomado ya que el riesgo de cáncer existe entre las que siguen la terapia hormonal, no entre las que la siguieron en un pasado.

Signos y Sintomas: En los estadios iniciales del cáncer de mama la mujer no suele presentar síntomas. 1- Bulto o Nódulo en la mama, usualmente único, duro y generalmente no doloroso. 2- Tironeamiento de alguna parte de la piel de la mama, espontáneamente o al movilizar los brazos. Son las llamadas “Retracciones”. 3- Tironeamiento o retracción del pezón. 4- Cambios en la coloración o textura de la piel. 5- Descamación del pezón u otra area de la mama. 6- Ganglios axilares duros y persistentes. 7- Derrame por el pezón de aspecto sanguinolento. 8- Dolor, enrojecimiento, inflamación o sensación de aumento de temperatura en la mama, o un area de ella.

Diagnóstico: La mamografía es una prueba de imagen por rayos X que detecta la presencia del tumor en la mama, antes de que sea perceptible al tacto. Al ser el mejor método de detección, los especialistas recomiendan que todas las mujeres se realicen esta prueba cada año, a partir de los 50-55 años. A veces la mamografía puede generar una ligera molestia por la compresión de la mama, pero esta será pasajera. Si aún menstrúa trate de realizarla en los primeros días luego de la menstruación , momento en que las mamas están menos sensibles. La radiación que usted recibe con una mamografía es muy escasa, por lo que no hay riesgo en realizarla anualmente, cada seis meses o cuando su médico lo considere oportuno Estas prueba pueden completarse con otras más específicas, para detectar la gravedad y extensión (si ha tomado otras partes del cuerpo) del cáncer, tales como una resonancia magnética (RM), una ultrasonografía (ecografia), y la biopsia.

Tratamientos Existen varios tipos de tratamiento que pueden emplearse en un cáncer de mama. La terapia que se aplique depende de muchos factores, entre los que se incluye la etapa en que se encuentre el tumor, si hay o no metástasis (diseminación en otros organos del cuerpo), el tamaño del cáncer y también de cómo sean las células cancerosas. Los tipos de tratamiento con los que comúnmente se combate el cancer de mama son:

Cirugía. El tipo de intervención quirúrgica depende de la extensión del tumor. Si el tamaño del tumor lo permite, el cirujano puede realizar una lumpectomía, que consiste en la extirpación de esa parte del tejido mamario. Con la mastectomía, en cambio, se extirpa la mama por completo. Ambas intervenciones pueden requerir la erradicación de los ganglios linfáticos más próximos (situados en la axila).
Radioterapia. Es un tratamiento local, al igual que la cirugía y consiste en una eleva concentración de rayos X dirigida a un punto concreto. En ocasiones se administra radioterapia después de una intervención quirúrgica, para eliminar las células cancerosas que no hayan sido extirpadas. Al aplicar este tratamiento tras extirpar un cáncer, los médicos se aseguran de erradicar por completo el tumor.
Quimioterapia. Junto con la terapia hormonal, son los tratamientos más utilizados en cáncer de mama. Su forma de actuar consiste en erradicar las células cancerosas, destruyéndolas. Dentro de las familias de quimioterápicos empleados contra el cáncer de mama se encuentran los agentes alquilantes, antimetabolitos, los antibioticos antitumorales, los inhibidores de la mitosis, entre otros. Todos ellos seran seleccionados según cada situación particular por el especialista.
Terapia hormonal: Los tratamientos hormonales persiguen detener la progresión del cáncer, alterando los niveles de hormonas femeninas. Los fármacos de este tipo, mas utilizados son: Tamoxifeno, Toremifeno y Progestagenos.

COMO LOGRAR UNA DETECCION PRECOZ: 1 -Examine sus mamas una vez al mes. Si usted aún menstrúa, hágalo los primeros días luego de la menstruación , de lo contrario en cualquier momento. Si detecta alguna anomalía, o sintomas consulte a su médico. 2 -Visite periódicamente a su médico. El examen mamario realizado por un especialista debe formar parte de sus controles periódicos, cada dos o tres años a partir de los 20, de no mediar patología y anualmente a partir de los 40 años. 3-Hágase una mamografía de rutina. Deberá realizarlo en forma anual a partir de los 40 años o antes si tuviese familiares con cancer de mama. En caso de antecedentes familiares u otras causas de riesgo personal, consulte a médico, el le indicará cómo y cuando realizarlo. Ademas, considere que una dieta pobre en grasas y rica en frutas y verduras, sin ingesta de alcohol, junto con una actividad fisica regular, ayudara a disminuir el riesgo.

Como autoexaminarse: Observese: párese frente a un espejo con los brazos al costado del cuerpo. Preste atención a la forma y tamaño de sus mamas, compárelos. Es común tener un pecho mas grande que otro. Observe sus aréolas y pezones en posibles tironeamientos, retracciones o descamación. Luego fíjese en la piel, observe si hay cambios de textura y color. Realice la misma operación con los brazos en alto. Palpe : Recuerde que cierta nodularidad de la mama es normal. El autoexamen le ayudará a familiarizarse con la textura normal de sus senos. Acostada, palpe su pecho derecho con su mano izquierda. Coloque su brazo detrás de la cabeza. Deslice el pulpejo de sus dedos de la periferia al centro de su mama sin olvidar ningún sector. Luego palpe la zona del pezón. Preste atención si existiera derrame por los mismos, recuerde que a la presión puede existir una pequeña gota, sólo debe darle importancia si es espontánea, especialmente si el aspecto es sanguinolento. Note también si existiese algún tipo de descamación o eczema del pezón. Realice la misma operación con la otra mama. No olvide palpar sus axilas. Finalmente, no tenga miedo. Alrededor del 80% de los nódulos que podría detectar no son cancerosos. Vea a su médico. El le aclarará sus dudas y la orientará.

A %d blogueros les gusta esto: