Un regalo fácil y divertido: una taza decorada

Estamos en fechas de regalos y en ocasiones tenemos problemas a la hora de elegir un regalo adecuado para la persona a la que deseamos hacer el presente. Un regalo fácil y divertido: una taza decorada

Una solución muy recurrida es reciclar algún objeto.

En este artículo vamos a explicar cómo reciclar una taza para realizar un bonito regalo, la cual también podemos personalizar y decorar a nuestro antojo, dándole un uso decorativo.

Materiales para su elaboración

– Taza de porcelana
– Rotulador para porcelana en los colores naranja, lila, verde y plata.
– Plantilla

Limpia bien la taza, de manera que no quede ningún tipo de grasa en la misma.

Pega la plantilla en el lugar donde desees realizar el dibujo. En este caso la pondremos en la parte superior y, con los rotuladores, vamos pintando la imagen que tiene la plantilla, en este caso las flores. Iremos pintando una flor de cada color para que quede más llamativo.

Cuando la pintura esté seca, despegaremos la plantilla y la pondremos en la parte inferior y comenzaremos a realizar de nuevo la operación hasta completar el contorno de la taza.

Podemos pintar en la parte de abajo una franja que imite un oleaje, justo debajo de las flores para que quede mucho más vistoso.

Antes de cocer la pintura, debemos estar seguros que está esta bien seca. Mejor será que esperemos de cuatro a cinco horas para garantizar este proceso.

Pondremos la taza en el horno en frio y ajustaremos la temperatura del mismo a 160 º, dejando que la taza se cueza 90 minutos.

Dejaremos enfriar la pieza. Cuando ya esté fría la secaremos bien, y ya tenemos una atractivaa taza decorada.

A %d blogueros les gusta esto: