Una buena elección: la Casa Rural Las Tres Rosas

Para aquéllos que estén pensando en algún lugar para pasar un buen fin de semana practicando turismo rural, ya sea con la familia o con un grupo de amigos, les sugerimos hoy un alojamiento en la comunidad castellano-manchega, con unas magníficas instalaciones y un entorno natural maravilloso, en el que se pueden pasar unos días realmente inolvidables. Una buena elección: la Casa Rural Las Tres Rosas Se trata de la casa rural Las Tres Rosas, situada en la pequeña y tranquila localidad de Los Navalucillos, en la provincia de Toledo. Esta población se enclava en los hermosos parajes de la comarca de la Jara, dentro del impresionante Parque Nacional de Cabañeros y a los pies del Pico del Rocigalgo.

La vivienda es una antigua casa de pueblo edificada en el siglo XIX, una vivienda hecha de piedra con la apariencia típica de  la zona y de la época. En el año 2005 fue completamente restaurada, respetando en todo  momento sus elementos principales, por lo que no ha perdido nada de su encanto, aunque sí ha sido dotada de todas las comodidades.

En ella se pueden alojar hasta 8 personas. Hay una habitación de matrimonio y 3 habitaciones dobles, todas ellas con televisión y baño con hidromasaje. La casa se completa con una gran cocina, muy bien equipada y un amplio salón.

En dicho salón podemos pasar ratos estupendos, ya que se encuentra acondicionado de tal manera como si fuera un bar, con sus mesas, billar, sofás, televisión, DVD, juegos de mesa e incluso con una barra que mide más de 4 metros, un lugar donde podemos comer, cenar, jugar, bailar o simplemente charlar con nuestros acompañantes.

En los alrededores, por el Parque Nacional de Cabañeros, podemos practicar senderismo o hacer rutas en bicicleta, descubriendo bellos rincones. También debemos ver el patrimonio de la población en que nos encontramos, Los Navalucillos, con su iglesia mudéjar del siglo XV, consagrada a San Sebastián, o su Ermita de Nuestra Señora de las Saleras, del siglo XVII.

No debemos perdernos algunos parajes naturales de una belleza sublime como el llamado El Chorro o el Embalse del río Pusa. También podemos aprovechar, dada la cercanía, para visitar la hermosa “ciudad de las tres culturas”, Toledo.

A %d blogueros les gusta esto: