Ojos que cambian de color

Esta podría ser una noticia buena para todas aquellas que tienen los ojos oscuros, pero siempre quisieron tener los ojos claros. Aunque por ser un proceso nuevo, genera miedo, preocupación y cierto rechazo en especialistas de la visión. Ojos que cambian de color Cuando parecía que no se podían ver más cosas para alterar el cuerpo sin necesidad de que se tengan defectos sino por simple vanidad, ha aparecido un laser elaborado por una empresa norteamericana, cuyo objetivo es simple pero riesgoso: cambiar el color natural de los ojos. Obviamente entre los científicos, médicos y hasta en las personas genera miedo y desconfianza, sobre todo porque la zona que se está interfiriendo es muy delicada, es decir, los ojos. Y a cualquiera le daría miedo perder su visión en medio de un procedimiento que emplea laser y que es considerada más como una solución estética pero no médica y menos de urgencia o vital. 

Según sus creadores, este laser provoca una alteración en los ojos de color café, volviéndolo azules pero de manera irreversible. Para las que no están satisfechas con su color natural de ojos, esta podría ser una solución rápida para convertirse rápidamente en una más de esas ojiazules que impactan por su tono y color en la mirada. También afirman que es una técnica muy segura, no invasiva y cuyos resultados son óptimos y garantizados, pero en realidad no está comprobado. De acuerdo a las pruebas,  lo que hace el laser es destruir los pigmentos naturales en el iris, haciendo que se torne mucho más claro. Se necesitan varias sesiones cuya duración es de aproximadamente 20 segundos y también es necesario el uso de anestesia local.  Inicialmente habrá un resultado de un tono muy claro pero pasado casi un mes, se presentara el tono definitivo, pero siempre dentro de la gama de los azules. 

Pero como se mencionaba antes, aunque parezca maravilloso y prometedor, es algo que no tiene pruebas, comprobaciones y menos respaldos de calidad o seguridad, precisamente por eso aun no se ve en el mercado, pues de acuerdo a los procedimientos esenciales, es necesario un periodo de casi tres años para que sea aprobado, porque el problema o la preocupación es que el laser además de tocar el iris, interfiera con la pupila y dañe la visión

A los oftalmólogos que se les ha preguntado su opinión acerca de este nuevo avance, dicen que es absurdo pensar en este tipo de alteración cromática, pues no quedará como un azul natural, sino como una especie de despigmentación parecido al que evidencian los bebés cuando tienen uno o dos meses, entonces será algo más inclinado hacia lo tranparente y brillante, pero no azul. Además hay que tener en cuenta el factor irreversible, porque pueden correrse muchos riesgos entre ellos perder la vista. Lo que no se tiene en cuenta es que el ojo es una especie de sistema al cual no se le pueden alterar los componentes de manera tan arbitraria, porque siempre habrá consecuencias. 

A %d blogueros les gusta esto: