Y si la mujer gana más que el hombre?

Un hombre puede sentir su orgullo afectado con ciertos detalles, por ejemplo que su mujer gane más dinero que ella en su trabajo y es que se sienten frustrados, poca cosa e incapaces de sacar adelante a su familia y cumplir con el rol que desde hace décadas se les ha impuesto. Y si la mujer gana más que el hombre? En una relación por mas equilibrada y liberada que sea siempre habrá ciertos prejuicios que hagan sentir mal al uno o al otro, y algo que puede afectar al orgullo masculino y a una parte de machismo escondido, es el hecho que si ambos trabajan, ella pueda ganar más que él y de una o cierta forma sea quien pueda aportar más y sentirse en cierta manera más realizada.

Las cosas van ligadas más a la evolución y las tradiciones en las que siempre se ha considerado que el hombres es quien saca la cara por su familia, el que aporta y da lo que necesitan, en especial el dinero, pero deben entender que los tiempos actuales son totalmente diferentes, que ya nada es igual y que las mujeres dejaron de ser el sexo débil para ser algo igual a ellos. 

Las consecuencias más graves que se pueden dar en una situación en la que la mujer responda por su familia y gane más, es una profunda decepción y alteraciones de tipo emocional. Aunque no quiere decir que se presente en la totalidad de los casos, si puede darse en la mayoría, porque hay excepciones de hombres que en vez de sentirse frustrados, se sienten orgullosos de la mujer que escogieron y tienen al lado, de que es una luchadora y le va bien en sus profesión o empleo. 

Si a alguna mujer le llega a pasar esto, lo primero que debe tener es compresión por su pareja pues no debe ser nada fácil por lo que atraviesa y en la mayoría de las veces, así no lo estén se sienten menos y muy reducidos. 

Hay ciertos consejos que pueden minimizar la tensión, por ejemplo, jamás destacarse delante de el acerca de los logros obtenidos y menos decirles que son mantenidos y que el aporte lo hace ella y no el. Poco a poco el lo entenderá por sí mismo. Algo que se puede hacer para ponerlo un poco más feliz, es motivarlo y hacerle sentir  y saber que es bueno en otros aspectos que ella difícilmente logrará, si no será una constante el hecho de discutir todo el día, por cualquier cosa y que hasta la relación sexual se vea afectada.

Ambos deben aprender a que el trabajo es una cosa y la vida en pareja, la relación o la familia es otra, así que se deben disfrutar los momentos juntos y no hablar de temas que probablemente terminen mal.

El debe evitar minimizarse o hacerse la víctima, pues esto puede llegar a ser molesto y aburrido. Es bueno divertirse como cuando eran novios, una salida, un viaje o la visita a un parque pueden ser estupendos para romper con la rutina y las preocupaciones. Si él quiere gastar algo, es bueno que se lo permita y así sienta que también aporta aunque sea en una mínima parte.

A %d blogueros les gusta esto: