Mamá vs. Suegra

Pffff…¡Qué tema! ¿En dónde me metí mi Dios?
Mamá y la suegra, son personas intocables, una a la que defendemos nosotras y la otra a la que atacamos. Es raro, por que debería ser nuestra segunda madre, pero que sea díficil es entendible, ya que es quién no puede aceptar que tienes a su niño del alma.

Mamá es la palabra más linda y grande del mundo, como todas sabemos, pero de todas formas no podemos dejar de lado que a veces es molesta. Todas vivimos esas épocas en que no la queremos ni ver, pero también esas en que las queremos todo el día. Lo mismo pasa con las suegras. La mayoría de las veces surgen los choques con las mamis de nuestro amorcito, pero no debemos olvidar que es la mami de ÉL, y es ÉL también por quien debemos controlarnos de cuerpo y mente, para poder llevar una buena relación.

Pero a pesar de que hayan varios conflictos, siempre existe amor, tienes que saber como llevar la relación como corresponde, es decir, tratar de suavizar los cortocircuitos con la «reina madre». Se presentan varios problemas tales como: Lo contrario a la «mamitis aguda», lo que sería la «hijitis» o algo así, en la que exige tiempo a su lado, pero el remedio es simple, solo sería… cariño, cariño y más cariño. O cuando te habla de toda su tristeza, la cual te la deja servida en bandeja, y por tal motivo debes actuar como amiga, por más díficil que sea, e invitarla a salir. Siempre contando hasta diez, mientras internamente repites «Ommmmmmmmmm…» Pasando al rival de tu querida madre, tu suegra, nos suavizamos aún más, porque aquí tienes que aprender a callar o decir las cosas con demasiada sutileza, como para que aprenda el concepto de «ubicación» que tu chico ya es tuyo, y no hay vuelta atrás (obviamente dejando la crueldad de lado). Debes tratar de estrechar tú también una buena relación con ella (aunque hay casos que es una misión imposible), ya que será más confortable el tiempo que pasen los tres juntos. Aunque tu malestar sea pasajero, debes aprender a digerir comentarios, y tratar que de tu cuerpo sólo fluya buena onda, sólo energía positiva. Nuevamente «Ommmmmmmm…». En el caso de tener niños, entrégalos por que suavizará su relación también, pero recuerda que siempre un touch de egoísmo no esta nada mal mujer!

A %d blogueros les gusta esto: