Frase de la semana:

"Sin la mujer, la vida es pura prosa." Rubén Darío

Últimos artículos



Personal

Cómo dejar tu trabajo con estilo...

¿Conseguiste un nuevo empleo y no sabes como renunciar al que tienes? En esta nota algunos consejos para dejar tu puesto actual en buenos términos… y dejar a tu jefe con las ganas.

Cómo dejar tu trabajo con estilo...

Una encuesta asegura que el 75% de los empleados le teme más al momento de la renuncia que a una entrevista para conseguir trabajo. Esto se debe a que, la renuncia, por más que sea voluntaria, implica una pérdida y despierta miedo a lo desconocido que vendrá. Como toda situación de cambio, genera sensaciones encontradas y provoca estrés. Por eso, si estas lista para desembarcar en otra empresa, te ayudaremos a preparar la partida de tu empleo actual… y despedirte como una verdadera reina.

  • Muévete con cautela. Informa de tu renuncia solo cuando tengas una confirmación oficial de incorporación en la otra empresa; siempre es mejor caminar sobre terreno seguro, pues de lo contrario puede pasarte que comiencen a buscar a otra persona que finalmente se quede con tu puesto sin que te hayas ido, o peor aún, si envías el telegrama de renuncia sin tener nada confirmado, puedes llegar a quedarte sin el pan y sin la torta.
  • ¿Contar o no contar? Si te tienta la idea de confesarlo tu decisión a una compañera de trabajo antes que a tu jefe, hazlo solo si se trata de una persona de tu absoluta confianza. Y por supuesto, acuérdate que el entusiasmo suele ser contagioso y su reacción puede despertar rumores y sospechas de que alguna novedad está dando vueltas. El mejor camino es contarle primero a tu jefe, como muestra de respeto, y ten en cuenta que probablemente te pedirá información sobre tu nuevo empleo para saber a dónde es que te estas yendo. Por supuesto, no tienes obligación de revelar esos datos, pero ser amigable puede resultarte beneficioso a futuro si en tu carrera vuelves a cruzarte con esos jefes. Si te pasas a la competencia es preferible que seas honesta y le des la posibilidad a la empresa de pedirte que te vayas cuanto antes. Ahora, si en tu nuevo empleo te pidieron confidencialidad ¡A cerrar la boca!.
  • El momento de hacerlo oficial. Hoy en día no es necesario mandar una carta anunciando tu partida, pues actualmente se estila comunicarlo personalmente a los jefes directos. Un consejo a tener en cuenta es no mezclar las cuestiones personales con las laborales. Pide una entrevista en el departamento de recursos Humanos para conversar acerca de los motivos de tu renuncia. Si mencionas aspectos negativos de tu experiencia en el puesto, hazlo de manera que sean críticas constructivas… de esta forma dejarás un buen recuerdo de tu persona. Hecho esto, desde cualquier oficina de correo, envía tu telegrama de denuncia, que representa la constancia formal de tu decisión.
  • Adiós a tu viejo empleo. Antes de dejar definitivamente tu puesto, asegúrate de eliminar todos los mails y archivos personales de tu computadora. Otro detalle importante: no te olvides de dejar todas tus tareas pendientes casi resueltas, para que tu sucesora no se encuentre con pilas de trabajo inconcluso. Siempre es preferible ser recordada por la responsabilidad y organización que por los desastres pendientes…

Más noticias de Personal

Tags: objetivos, tips, independencia laboral

No hay comentarios.

Dejar un comentario
Conectar con Facebook
Nombre *
E-mail *

(no será publicado)
Comentario