¿Abandono del cuerpo? ¿Qué es eso?

Sí, aunque suene raro son muchas las mujeres que sólo cuidan su figura cuando se aproxima el verano, pero creéme que no esta nada bien eso. No es aconsejable de ningún modo, ya que es quien te sostiene y es tu imágen y no lo merece, ¿Qué te parece? Creo que lo justo es justo, vos y él forman una persona y el aguante debe ser mutuo, aunque suene raro, no merece que lo cuides solamente cuando el traje de baño de dos piezas no quede en tu figura. Aquí en este artículo veremos algunas pautas a cumplir para que cuidar tu cuerpo no se haga díficil, y para que lo puedas continuar haciendo el resto del año, ¡Adelante! ¿Abandono del cuerpo? ¿Qué es eso?

 

¡Es la Hora!
Debes proponerte objetivos reales, es decir que sean posibles según tu plan de entrenamiento, tu aptitud física y dedicación. Y para ello lo puedes y debes consultarlo con alguien especializado, ya sea un personal trainner o profesor de educación física. ¿Un consejo? Puedes establecer días y horarios fijos para hacer actividad que sean reales y no ideales, ya que si son fijos no dependerán de si te hacés un tiempito o no y pasarán a formar parte de tus deberes.

¡No, no me gusta!
Esta excusa ya no es válida, debés buscar lo que realmente te agrada para tu cuerpo, el ejercicio que mejor vaya contigo. Debes buscar una actividad que resulte agradable, como lo es por ejemplo el speening.

Mejor acompañada que sola
Si, hoy el refrán cambia su orden amparado por otro: «El orden de los factores no altera al producto». Generalmente las mujeres nos queremos deshacer de cualquier tipo de ejercicio y esfuerzo, y es nada más que por la fuerza de voluntad que no tenemos. Por eso lo aconsejable es combinar los días y horarios con un compañero para darse incentivo mutuo.
Un hermoso paisaje
El lugar es muy importante para incentivarte y para sentirte cómoda. Puedes buscar un lugar que no te quede lejos pero que sea agradable para ti.
Si no hay dinero, no hay gym
Sabés perfectamente que estás mintiendo si tu excusa es la dicha, el dinero ya no es problema para tu físico. Las caminatas son un excelente recurso: ejercitan el aparato circulatorio y respiratorio, ayudan a bajar el colesterol y el tejido adiposo, además de tener una casi nula probabilidad de lesión, así que ¡A caminar se ha dicho!
Hay que llegar a la meta
Aunque no estes participando en una maratón ni nada que se le asemeje, es aconsejable que sostengas una meta a cumplir, siempre amparado por una rutina ideada por un profesional, así evitás perder tiempo haciendo lo que te parece, para hacer lo correcto. Esto es lo que te conducirá más rápidamente a tu objetivo. como por ejemplo, si tu problema es la celulitis o los rollitos de más, sólo por tu contextura física un especialista sabrá que ejercicio debés hacer y cuantas veces a la semana.
Pensar en positivo
Debes hacer un balance sobre lo bueno y lo malo que le causa la actividad física, hará que el cansancio no sea un impedimento a la hora de la clase. Además, la actividad física impulsa el buen humor y renueva energías.
Es independiente
El ejercicio físico no va de la mano de nadie. Así es como lo has leído no debes esperar a comenzar la dieta para empezar la actividad, el ejercicio físico es algo que debería estar siempre presente en nuestra vida, independientemente de si hacemos dieta o no. Como es lógico todo suma, hacer actividad te va a dar empuje para consultar al nutricionista y comenzar la dieta en caso de que sea necesario.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: