Refugio en la actividad física

Miles de chicas le huyen a la actividad física porque consideran que sus cuerpos no fueron diseñados para tales esfuerzos, pero en realidad en más el sedentarismo lo que las domina. Así que es hora de dejar atrás la pereza, revisar los descontentos físicos y posibles daños en el organismo que puedan generarse por falta de ejercicio e idear un plan para practicarlo, pues afortunadamente existen actividades deportivas para todos los gustos y edades así como para las mujeres activas o las pasivas. Refugio en la actividad física Las penas de amor no siempre son las únicas que necesitan sea ahogada o eliminadas, también la soledad, la falta de interés por otras actividades, despejar el nivel de estrés y preocupación o la necesidad de salir de la rutina o de los contextos diarios y conocidos. Además es una excelente solución para el descanso mental y el aspecto físico.

Muchas chicas le temen al ejercicio de cualquier tipo porque lo consideran pesado, cansón y aburrido, por ejemplo los aeróbicos son algo que no motiva por la repetición de movimientos, los deportes extremos son dejados de lado porque pueden implicar peligro y miedo, los deportes de contacto como el baloncesto o futbol no se practican porque pueden salir lastimadas, además que los hombres son mejores en ellos y aunque vale la pena decir que no son todas las mujeres, si son muchas las que tienen una vida terriblemente sedentaria, pues hasta caminar puede producirles pereza, sin mencionar que si lo que les preocupa es el aspecto físico, las chicas prefieren dejar de comer unos días y generar una descompensación en el cuerpo, antes que mover un dedo para quemar grasa.

Antes de pensar en que la pereza siga haciendo de las suyas es importante pensar en todas las cosas que queremos reparar y como puede servir la actividad física para ello y cuantas maneras hay de practicarla, dependiendo del interés, gusto y tiempo. Por ejemplo, es molesto y deprimente ver en el espejo un derrier o un abdomen invadido por la celulitis, pero es más fácil echarse a llorar que ponerse un atuendo deportivo y salir así sea a caminar 15 minutos diarios. 

Y la idea de contemplar esto no es solo por una razón de belleza, sino también por salud, pues el cuerpo al sentirse en quietud, deja de activar el sistema inmunológico y puede ser invadido por virus, bacterias y otros agentes que producen enfermedades crónicas como la diabetes, depresión, taponamiento cardiovascular, artritis, entre otras. Sumado a esto se encuentran los malos hábitos alimenticios acompañados por el alcohol y el cigarrillo.

Algunas de las soluciones más empleadas en el campo deportivo son la gimnasia, el yoga o Pilates si se requiere algo mas pasivo, los aeróbicos o clases de baile para las que buscan un poco mas de movimiento, atletismo, natación y pesas, para fortalecimiento de músculos, baloncesto, voleibol o futbol, para coordinación motriz, liberación de estrés y ejercitamiento en general, caminatas diarias que benefician oxigenan la mente y activan el organismo, regenerando células, órganos como le hígado o el corazón y fortaleciendo sistemas como el circulatorio e inmunológico.

Si esta tarea no se quiere seguir con gran dedicación y definitivamente una chica no fue hecha para el ejercicio, las caminatas por lo menos día de por medio y la buena alimentación serán una combinación perfecta, pero para aquellas que buscan una rutina que no sea muy aburrida pero que las saque de sus afecciones, pueden iniciar con sesiones de 10 a 15 minutos diarios e incrementarlos semanalmente de acuerdo a la adaptación del cuerpo y su resistencia física.

A %d blogueros les gusta esto: