Albóndigas con sepia

Se trata de un plato típicamente mediterráneo, con un gran sabor debido al contraste de la sepia con las albóndigas. Es una receta muy popular en la comunidad catalana. Albóndigas con sepia Ingredientes para 4 personas: 300 grs. de carne picada, 3 sepias grandes, ½ vaso de vino blanco, un par de puñados de guisantes, 1 cebolla, 4 dientes de ajo, 3 tomates, perejil, pan rallado, 1 huevo, 3 hojas de laurel, harina, aceite de oliva y sal.

Lo primero que haremos serán las albóndigas. Para ello pondremos la carne picada en un recipiente, añadiendo el huevo, 2 de los dientes de ajo bien picados, perejil picado, un poco de pan rallado (el necesario para ligar la mezcla) y sal. Mezclaremos bien y formaremos las albóndigas, pasándolas por harina y friéndolas en una sartén con el aceite bien caliente. Las freiremos poco, justo para que tomen color por todos lados, y las reservaremos.

Pondremos seguidamente una cazuela de barro en el fuego, con aceite de oliva, y echaremos en ella la sepia, que habremos antes lavado, troceado y salado. La sofreímos y, cuando empiece a tomar color, le añadimos la cebolla picada. Mezclamos y dejamos que se sofría. Antes de que la cebolla coja color añadimos los otros 2 dientes de ajo, picados, y los tomates rallados, junto con el laurel.

Dejamos que se sofría todo junto y, cuando vemos que el sofrito está consistente, echamos el vino y dejamos que se evapore, con el fuego suave.

Seguidamente echaremos en la cazuela 2 ó 3 vasos de agua y, cuando hierva, echaremos las albóndigas y un poco de sal. Las dejaremos cocer, dándoles la vuelta de vez en cuando, con el fuego suave. A los 10 minutos añadiremos los guisantes y dejaremos cocer durante 10 ó 15 minutos más. Antes de apagar probaremos la sal, rectificando si lo creemos oportuno.

Durante la cocción vigila la evaporación del agua, echando más si ves que se queda sin líquido.

A %d blogueros les gusta esto: