Aprende cómo fortalecer las uñas

Toda mujer debe tener unas manos impecables, recuerda que nuestras manos forman parte de nuestra carta de presentación. Si eres de las que tiene algún tipo de problemas con la debilidad de las uñas, no te preocupes aquí tienes algunos consejos. Aprende cómo fortalecer las uñas

¿Por qué nuestras uñas se vuelven débiles y quebradizas?  ¿Qué las hace que se rompan con facilidad y no las deja volver a crecer de nuevo? ¿Hay una solución para superar estos problemas en las uñas y obtener uñas fuertes, suaves y pulidas?

Si eres de las mujeres que se hace este tipo de preguntas con frecuencia, déjame decirte que ciertas pautas que si las sigues, pueden ser de gran ayuda ¿Te has preguntado alguna vez cuáles podrían ser las razones detrás de la debilidad de tus uñas? simplemente son el resultado de la negligencia de tomar el cuidado apropiado para ellas.

 La exposición de las uñas a productos químicos, ambiente hostil, falta de hidratación y dieta poco saludable son algunos de los muchos factores que debilitan las uñas. Pero, sin embargo, con una serie de consejos naturales, puedes recuperar tus uñas largas, lisas, saludables y evitar que se rompan. 

Échales un vistazo a estos consejos:

Maneras de fortalecer las uñas de forma natural

* La fuerza de las uñas es en gran parte determinada por el tipo de dieta que sigues. Aunque es algo hereditario, juega un buen papel, una dieta saludable rica en vitaminas y minerales esenciales, lo que sin duda te llevará muy por delante en el logro de las uñas de color rosa, fuertes y saludables. Incluye alimentos ricos en proteínas, calcio, vitaminas A, C y E y los suplementos vitamínicos con vitaminas del complejo B, zinc, yodo e hierro. Estos nutrientes se pueden encontrar en la carne, frutas y verduras.

* Mantener las uñas empapadas con agua en exceso es un problema importante para la salud de tus uñas. Para evitar problemas, evita la exposición de las uñas para fregar, agua, lavandería y baños largos y calientes. Debes mantenerlas lo más secas posibles, si te tocan los quehaceres del hogar, no te preocupes, puedes usar un guante y protegerlas.

* Humedece tus uñas con vitamina E cada noche para mantenerlas brillantes y suaves. Basta con romper una cápsula de vitamina E y aplicar una buena capa de aceite en las uñas antes de irte a la cama. Dales un masaje hasta que el aceite sea absorbido por las uñas.

* Tus uñas no son para retirar las clavijas de primera necesidad, pegatinas y otros objetos. Estas tareas se realizan mejor con herramientas tales como tijeras, alicates, o palillos de dientes.

* Mantén siempre las uñas recortadas con la forma corta, cuadrada con las puntas ligeramente redondeadas. Cortarte las uñas cuando estén suaves, por lo general después de una ducha o un baño.

* Sécate las manos y los pies después de la inmersión en agua. Después de lavar los platos o tomar una ducha, sécate las manos durante al menos dos minutos. Además, después de ducharte o nadar, sécate los pies. Dejando las uñas húmedas aumenta las posibilidades de infección por hongos.

* Mezcla la cantidades iguales de aceite de argán y el jugo de limón en un tazón pequeño. Bátelo y sumerge tus dedos en esta mezcla durante unos 15 minutos y posteriormente, enjuaga con agua tibia. Evita el uso de jabón para lavarte las manos. Repite este procedimiento una vez por semana para tener unas uñas largas y fuertes.

* Bate dos yemas de huevo en un tazón pequeño y revuelve en ¼ de taza de leche y una cucharada de miel. Sumerge las uñas en esta mezcla durante unos 10 a 15 minutos. Lava las manos con agua corriente fría y sécalas.

* Combina una cucharada de aceite de germen de trigo con dos cucharadita de cada una de aceite de ricino y sal. Mezcla bien y transfiere a un recipiente limpio y hermético. Masajea pequeñas cantidades de esta mezcla sobre las uñas con regularidad. Tus uñas débiles pronto se transformarán en fuertes.

* Diluye una cucharada de sal marina en el medio litro de agua tibia. Sumerge tus dedos en este baño y mantenlos unos 20 minutos. Retira los dedos, sécalos y límpialos. Luego colócate una crema hidratante. Repite todos los días durante 10 días y sigue una vez cada mes.

* Mezcla una cucharada de jugo de limón con varios pellizcos de sal. Mezcla y aplica a las uñas con un pincel. Deja actuar durante 15-20 minutos y siempre mantén las manos limpias. 

A %d blogueros les gusta esto: