Armas para combatir el estrés

Durante los últimos años, la palabra Armas para combatir el estrés
La falta de tiempo, el hecho de pasar varias horas al día sentados frente a la computadora, las perturbaciones del sueño, las preocupaciones, la falta de ejercicio y la vida sedentaria, son algunas de las numerosas causas de este estado.
Pero no todo está perdido, si bien, no se pueden evitar las obligaciones (y consecuentemente las causas del estrés) sí es posible combatirlo.
No por casualidad las técnicas de relajación, entre las cuales podemos incluir al Yoga, se han puesto de moda, pues representan una posible solución a las situaciones de estrés y ansiedad que sufren muchas personas, y también representan una forma de estar bien con uno mismo, una forma que se podría llegar a convertir en un estilo de vida.
El Yoga y las técnicas de relajación hacen que el cuerpo recupere parte de la elasticidad perdida por el paso del tiempo y la vida sedentaria. Estos ejercicios no son competitivos ni violentos, e incluso algunas personas que quieren dejar de fumar se apoyan en estas prácticas para controlar la ansiedad.

Tanto el Yoga como las técnicas de relajación son procedentes de Oriente, donde se practicaban desde hace ya miles de años.
Podemos definir al Yoga como un conjunto de prácticas que favorecen el desarrollo de la espiritualidad. Estas prácticas pueden aprovechase para mejorar la calidad de vida.
El Yoga incluye un mix de ejercicios suaves, ejercicios de respiración y sobre todo, una especial atención hacia lo que es la relajación. Con el Yoga, si se lo practica de manera correcta y frecuente, se pueden llegar a eliminar los estados de nerviosismo y ansiedad.

No es necesario acudir al gim para practicar Yoga, pues puede practicarse cómodamente en casa. Lo necesario es un lugar tranquilo, exento de ruidos molestos, y una manta o alfombra en el suelo.
Hay varias formas de iniciarse en la práctica del Yoga. Para los principiantes, lo ideal es ir a algunas clases de gimnasio para aprender los principios básicos, y continuar luego por cuenta propia. También hay manuales, videos instructivos y mucha información en Internet, donde se explican las posturas elementales (Asanas).

¿En que consiste el Yoga?

El Yoga se utiliza para mejorar el estado de salud físico y mental. Esta disciplina se apoya en tres pilares básicos: la realización de las posturas, la respiración profunda y los ejercicios de relajación.
Para aquellos que pretenden ir más allá de los ejercicios básicos y utilizar el Yoga como una filosofía de vida, la meditación es imprescindible.
Hay infinidad de posturas, pero con solo unas pocas se puede conseguir estabilidad física y emocional.
Las posturas de Yoga son un estilo especial de ejercicio físico, muy diferente de los tradicionales.

Durante la práctica del Yoga, cuando se aplica determinada postura, el objetivo consiste en relajar todos los músculos que no intervienen en ella, es decir, que no son necesarios para sostener dicha postura.
Hay distintos grados de dificultad entre las posturas, desde las más sencillas, al alcance de todos, hasta las más complicadas, que sólo se consiguen con mucha práctica y tiempo.

El Yoga constituye una verdadera cura para el estrés, pues libera las tensiones y ayuda a mejorar el estado general del organismo.
Si no se dispone de tiempo para practicar Yoga, se puede recurrir a otro tipo de ejercicios destinados a la relajación.
Un ejemplo de ellos puede ser el siguiente, para el cual el tiempo mínimo necesario es de 10 minutos, y los efectos se notan inmediatamente.
Este ejercicio consiste en inmovilizar el cuerpo y sentir cada uno de los miembros, para soltarlos gradualmente y percibirlos totalmente relajados. En este ejercicio, el objetivo consiste en tomar conciencia de la zona afectada y

A %d blogueros les gusta esto: