Bloqueador en lugares secretos

A pesar de lo que muchas chicas piensan, todo el cuerpo puede sufrir los efectos de los rayos solares y es necesario que tengan cuidado con áreas que parecen “escondidas”, pero que en realidad están expuestas a sufrir de quemaduras muy fuertes. Bloqueador en lugares secretos Las chicas creen que el bloqueador solo debe ir en el rostro y el pecho, incluso los hombros, porque creen que solo están partes están expuestos al sol, pero se equivocan. Los rayos solares pueden llegar a diversos puntos del cuerpo que aunque las mujeres no sientan, también empiezan a brocearse e incluso a quemarse. La señal más notoria, es que después de regresar del paseo a la playa, hay una zona que empieza a arder y tiene un color rojizo, y es justamente una parte que jamás se imaginaron llegarían a broncearse. 

Y en realidad, la razón para estar atentas es médica y estética. La primera para la prevención del cáncer de piel y la segunda para no tener parches en el bronceado, en donde algunas partes se ven doradas, otras blancas y otras rojas. Uno de los lugares más comunes que suelen quemarse por los rayos del sol, son las orejas, y es una zona en la que las chicas, jamás se aplican bloqueador. El empeine de los pies, también suele colorearse como no es debido, y es necesario aplicar un poco de bloqueador solar. 

Uno de los errores que las mujeres cometen, es creer que las piernas de la rodilla para abajo y la parte de las nalgas no se queman y también hacen parte del cuerpo y están hechas de piel, así que evidentemente, el sol hará su efecto y será mucho peor, cuando no hay protección. Las axilas también son clave en este proceso de protección y mucho más cuando una chica se queda dormida bajo los rayos solares. Además las marcas que quedan son muy feas y al usar una blusa manga sisa o un vestido con cuello halter, el resultado será desagradable. Otra área semejante a la de las axilas, es la parte trasera de las rodillas, a las que por lo general no se aplica bloqueador solar, pero si pueden quemarse de manera muy fuerte.

Y por ultimo y la parte quizá más desagradable, es la cabeza. Y es que a pesar de tener cabello, el cuero cabelludo también se ve afectado y si pasa en las ciudades frías, mucho más en la playa, ya que el clima es cálido. Una de las soluciones que hay, es agregar un poco de bloqueador a un poco de agua dentro de un spray y aplicarlo directamente sobre el cabello, u otra, es usar un sombrero, aunque no muchas son partidarias de esta segunda opción.

A %d blogueros les gusta esto: