Hombros sexys, brazos firmes

Cuando llega el buen tiempo es cuando empezamos a recordar que tenemos brazos y cuando descubrimos que éstos han ganado flacidez y que han perdido turgencia, así que vemos la manera de lucirlos. Empieza desde este momento tu puesta a punto para poder enseñarlos sin complejos este verano. Hombros sexys, brazos firmes

Cuatro ejercicios para realizar a diario

Primer ejercicio: Sobre un escalón y con un balón en las manos en lo alto, flexiona una rodilla para ir intercambiando con cada pierna.

Segundo ejercicio: Sube y baja la rodilla de una manera alternativa con algo de peso en el tobillo igualmente sobre un escalón.

Tercer ejercicio: Con unas pesas en las manos, vete flexionando las rodillas igualmente alternando derecha e izquierda.

Cuarto ejercicio: Coloca una silla y siéntate en ella y levántate mientras sujetas con los brazos una barra que no sea muy pesada en posición horizontal.

Tratamiento para reafirmar los brazos

El primer paso será la carboxiterapia para lograr combatir la flacidez y la grasa. El efecto de estimulación y lipolítico de la producción de la elastina y del colágeno, se activa con indoloras y pequeñas infiltraciones de CO2, también conocido como dióxido de carbono y siempre a nivel subcutáneo. Se recomienda realizarse una sesión por semana con un total de diez sesiones.

El paso número dos consiste en aplicar radiofrecuencia para tensar los brazos, que son unas ondas electromagméticas que producen un calentamiento en las capas internas de la piel provocando una reactivación del trabajo celular. De esta manera se produce mucho más colágeno y los tejidos se tensan. Además con esta técnica se consigue compactar la grasa. Se recomiendan dos sesiones; una cada tres semanas.

¿Qué podemos comer para combatir la flacidez?

Ante todo se debe aumentar el consumo de proteínas, especialmente por las noches. Estas proteínas son las principales inductoras de la formación del famoso colágeno que a su vez, es el responsable de ayudar a retensar la piel.

También es necesario reducir el consumo de harinas blancas, del azúcar, de dulces industriales, de chucherías, de refrescos, de grasas animales y de lácteos enteros.

Conviene igualmente tomar en ayunas zumos naturales, por lo menos una media hora antes de desayunar, como por ejemplo de naranja, de kiwi, de limón o de piña.

El desayuno debe ser rico en proteínas y en carbohidratos que sea de absorción lenta como por ejemplo los cereales integrales. Por último, hay que beber mucha agua a diario.

Un truco sencillo

Cuando vayamos cargando peso podemos colocarlo exclusivamente, siempre que no sea demasiado, durante algunos minutos en una de nuestras manos mientras tensamos el brazo. Si lo hacemos de vez en cuando, conseguiremos remodelar nuestro brazo, aunque tampoco debemos abusar de este ejercicio, ya que si damos con alguna posición mala, podemos hacernos daño en la espalda.

Si seguimos estos consejos y practicamos estos ejercicios, conseguiremos lucir unos brazos perfectos que estaremos deseando lucir en cuanto llegue el buen tiempo y que serán la envidia de todos.

A %d blogueros les gusta esto: