Cafe Frappe: Ligero sin renunciar a todo el sabor.

El Cafe Frape, nunca ha sido tan delicioso, ligero y fácil de hacer que con esta receta.
Sin duda, se convertirá en indispensable en tus meriendas y tardes con amigas.
¿A qué esperas para aprender esta fácil receta que solo te robará un par de minutos? Cafe Frappe: Ligero sin renunciar a todo el sabor. Hoy, te traigo una exquisita receta que hará de tus meriendas el momento más feliz del día, y debancará a cualquiera de tus batidos.
Además, su carácter poco calórico y su bajo contenido en grasas hará que no lo consideres ni siquiera un capricho del que luego tengas que arrepentirte.

El café Frappe, se convertirá, sin duda, en tu favorito de todos los cafés, sobre todo cuando comprendas que su elaboración no es más compleja que la de un café normal.

Para ponernos manos a la obra, necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 1 cucharada de café soluble
  • Azúcar
  • 100 ml. de leche desnatada
  • 1 cucharada grande ó bola de helado de vainillao nata, eso va al gusto de cada uno

Y ahora en unos cuantos pasos, te detallo cómo debes comenzar con su elaboración:

  1. Disuelve el azúcar con la leche y el café. Para ello lo calentaremos en el microondas durante un minuto, y después lo dejaremos que se enfríe.
  2. Una vez enfriado, con la batidora batiremos el café y la bola del helado, hasta que os quede una crema espumosa.
  3. Por último, lo vertiremos en una copa, y lo serviremos con una pajita.

Como truco, puedes añadirle un poco de nata, pero, si quieres que tu café continúe siendo ligero, asegúrate de que esta sea «light».

A %d blogueros les gusta esto: