Claves para sentirte ligera

liqSi es habitual que te sientas hinchada, seguramente es porque estás reteniendo líquidos. Si sigues unos consejos dietéticos, podrás combatir este problema fácilmente

Hierbas aromáticas para condimentar

Para preparar los platos con poca sal es conveniente condimentarlos con especias o con hierbas aromáticas, ya que un exceso de sodio se encuentra asociado con retención de líquidos y trastornos circulatorios.

Tomar más potasio

Si bien hay que reducir el consumo de sodio, se debe aumentar la ingesta de potasio, ya que dicho mineral ayuda a contrarrestar los niveles de sodio a la vez que contribuye a restaurar el equilibrio favoreciendo la eliminación de líquidos. Para ello hay que incluir en la dieta más frutas y verduras, legumbres, patatas, cereales integrales, frutos secos y frutas desecadas.

Proteínas

Una alimentación que sea demasiado pobre en proteínas, puede llegar a producir una carencia de proteínas plasmáticas, una situación que predispone al padecimiento de edemas que provocan hinchazón, entre otro tipo de problemas. Pero una dieta con demasiada proteínas de carne, pescado, lácteos y huevos, puede producir a la larga una descalcificación ósea o un daño renal. Para lograr el equilibrio se debe incluir algún tipo de alimento proteico en cada una de las comidas principales.

Hacer ejercicio

Practicar de manera regular deporto, favorece la eliminación de toxinas y de líquidos del cuerpo. No moverse es un enorme enemigo para la acumulación de líquidos, por lo que se debe caminar, subir escaleras, correr o hacer cualquier otro tipo de ejercicio que haga que las piernas se muevan.

No se deben tomar diuréticos

No hay que tomarlos nunca sin prescripción médica. La retención de líquidos suele ser una de las principales causas por las que las mujeres abusan de los diuréticos. Pero éstos, si se consumen de una manera habitual y sin supervisión del médico, pueden presentar efectos adversos de diversa gravedad como somnolencia, convulsiones, calambres musculares, debilidad, etc.

Cereales integrales a diario

Los cereales integrales, al igual que las legumbres o las patatas, aunque no son alimentos especialmente diuréticos, sí que son muy ricos en hidratos de carbono complejos, en vitaminas, en fibra y en potasio.

Verduras depurativas

La mayor parte de las verduras, por su elevado contenido en potasio y en agua, son diuréticas y depurativas, y por su riqueza en fibra ayudan a combatir el estreñimiento, aunque hay algunas que son recomendables especialmente, por ejemplo, el apio. Y es que esta hortaliza contiene un aceite esencial que ayuda a dilatar los vasos renales, favoreciendo la eliminación de agua y las sustancias tóxicas a través de la orina. Otras hortalizas que no deben faltar tampoco en las comidas son las alcachofas, los espárragos, los pepinos, las cebollas, los puerros, las acelgas, las espinacas, las lechugas y los calabacines. Cada día como mínimo, se deben tomar dos raciones de verduras y procurar que una de ellas sea cocinada de una forma sencilla, es decir a la plancha, cocidas al vapor, asadas o en crudo.

A %d blogueros les gusta esto: