Combate los dolores articulares y musculares con la moxibustión

Esta técnica de origen chino y con una tradición milenaria, es una herramienta muy poderosa para tratar todo tipo de afecciones que se encuentren vinculadas con la debilidad, la depresión, las defensas bajas y otro tipo de enfermedades crónicas. Combate los dolores articulares y musculares con la moxibustión

La moxibustión

Este tipo de técnica pertenece a la medicina tradicional china y consiste en aplicar calor en distintas partes de nuestra energía para estimular la elevación de ésta. Para ello se utilizan conos pequeños o rollos de una planta conocida como artemisa que es capaz de conservar el calor.

De esta manera se puede tratar una gran cantidad de afecciones que van desde debilidad muscular, defensas débiles, energía baja, dolores articulares o musculares, así como reumáticos o artríticos.

La moxicombustión tiene la acción medicinal de lograr fortificar la energía vital y de estimular la energía yang siempre que sea aplicada de una manera prolongada. Es muy importante no aplicar esta técnica en la zona de la cara de una manera directa así como en las regiones donde se encuentran los vasos sanguíneos más grandes.

El método

La primera técnica de la moxibustión consiste en clocar un cilindro o un cono con hojas desmenuzadas y secas de la planta conocida como artemisa vulgaris, para extenderla sobre la piel directamente. Este método es conocido como moxibustión directa.

Para evitar un contacto directo con la piel se puede interponer una rodaja fina de jengibre o de ajo, denominando a este proceso moxibustión indirecta.

Otra técnica es la denominada moxibustión con puros. En este caso se moldea una especie de puro de papel con la moxa, de aproximadamente unos 15 centímetros de largo, para encenderlo e ir aplicándolo después cerca del punto de acupuntura con mucho cuidado de no quemar la piel. Se debe mantener sobre este punto hasta que la sensación se haga dolorosa y después retirarlo durante unos segundos para volver a aproximarlo de la misma manera.Este proceso necesita entre diez y veinte minutos de aplicación por cada uno de los puntos que se deban tratar.

El uso del calor llega a adquirir una eficacia considerablemente buena cuando se emplea un foco pequeño y caliente sobre los puntos de la acupuntura. De esta manera, el mismo efecto del calor, se logra combinar con el efecto que tiene la acupuntura de tipo reflexoterapéutico.

En todos los hospitales de China es utilizada esta técnica de igual manera que la acupuntura, para tratar diversas y numerosas patologías de tipo crónico.

Curiosidades de la metodología china

La medicina de la China cuenta con miles de años de historia y es que en algunos caparazones y huesos de tortugas se han llegado a encontrar grabados nombres de algunas enfermedades, así como sus síntomas y el tratamiento a seguir.

Existen hasta catorce tratados de medicina del siglo V antes de Cristo que se siguen conservando en la actualidad destacando entre ellos la acupuntura y el diagnóstico por el pulso, considerándose, a partir del siglo X, un ciencia médica incluso más avanzada que la occidental.

A %d blogueros les gusta esto: