Un confortable alojamiento medieval: la Abadía de los Templarios

La Alberca es una pequeña villa de Salamanca perteneciente al partido judicial de Ciudad Rodrigo. Es un atractivo pueblo de 1.200 habitantes, con hermosas casas construidas todas según el estilo típico de estas tierras, en que se usa la piedra, la madera y la forja. Un confortable alojamiento medieval: la Abadía de los Templarios Con un entorno natural espectacular, salpicado además de bellas ermitas y monasterios, así como de cuevas prehistóricas, es un lugar donde vale la pena pasar unos días descubriendo todos estos puntos de interés. En las afueras de la población y aislado, se encuentra un alojamiento que será una buena opción para dicha estancia. Se trata del Hotel Abadía de los Templarios.

El establecimiento se encuentra situado en pleno corazón del Parque Nacional de Las Batuecas, en la Sierra de Francia, rodeado de una frondosa vegetación y en un bello edificio de estilo medieval, construido en piedra y forja, con almenas y unas bellas vidrieras decoradas.

Las habitaciones son luminosas, muy diáfanas y amplias,  y han sido decoradas cuidando todas los detalles. Son muy diferentes entre ellas, tanto de estilo como de colorido. Hay habitaciones reservadas para personas no fumadoras, así como también las hay adaptadas a personas con problemas de movilidad. Dispone de 6 suites con sofás, mesas, butacas, e incluso una de ellas con piscina privada.

Como zonas comunes es de destacar la sala de lectura, con chimenea y biblioteca propia, además de estar completamente equipada con todo lo necesario para pasar allí un rato cómodo y agradable leyendo un buen libro. También dispone de un completo spa, con gimnasio, baño turco, sauna y hasta servicio de masajes.

El hotel está rodeado de preciosas zonas ajardinadas con pistas de tenis y padel y una piscina en forma de lago rodeada de verde césped. Hay también piscina interior climatizada y un auditorio con capacidad para 650 personas, para la realización de cualquier acto o evento que deseemos llevar a cabo.

El establecimiento tiene una discoteca y una cafetería. Su restaurante, de un estilo que podría catalogarse de árabe, es una estancia agradable, donde podremos probar alguno de sus platos, elaborados basándose en la cocina tradicional mezclada con recetas modernas.

Por último, es de destacar que el hotel dispone de un servicio de guardería, lo cual puede suponer una gran ventaja para aquéllos que viajen con niños.

A %d blogueros les gusta esto: