Aprende como preparar en casa tus propios remedios. Parte II

En casa o en cualquier otro lugar en muchas ocasiones se puede sufrir una molestia o una enfermedad más aguda que puedes aliviar de una manera natural si te has hecho con tu propio botiquín y cuentas con un conocimiento adecuado sobre como preparar unos estupendos remedios naturales. Aprende como preparar en casa tus propios remedios. Parte II

Ungüentos

En la antigüedad se empleaba la grasa de los animales para hacer ungüentos. Hoy en día suelen ser elaborados con parafina o con vaselina mezcladas con plantas, en una proporción aproximada de medio kilo de cera o de vaselina por cada ciento cincuenta gramos de una planta fresca.

Para ello comenzamos fundiendo la cera o la vaselina en un cazo al baño María. Añadimos la planta y calentamos durante unas dos horas.

Cuando esté caliente todavía, se cuela la mezcla en una jarra de cristal para más tarde colocarlos en diferentes frascos de cristal oscuro y bien esterilizados donde pueden quedarse almacenados hasta cuatro meses.

Vinos tónicos

A la hora de elaborarlo es de suma importancia que la planta utilizada siempre esté bien cubierta de vino puesto que si  no se puede enmohecer y la mezcla no serviría para nada. La dosis que se aconseja consumir es de una pequeña copa al día.

Llenamos tres cuartas partes con la planta que hayamos elegido de un frasco y cubrimos perfectamente con vino tino. Lo dejamos en reposo durante dos semanas y rellenamos el frasco con vino de una manera regular.

Pomadas

Las pomadas son una mezcla de agua, de ungüento, de aceite y de plantas secas que deben guardarse en frascos con cristales oscuros, esterilizados y herméticos durante un tiempo máximo de tres meses.

Para ello necesitamos 80 mililitros de agua, con 50 gramos de ungüento emulsionante, 70 mililitros de aceite de glicerina y 30 gramos de la planta seca.

Fundimos el ungüento al baño María, añadimos el agua, la planta y la glicerina y removemos con fuerza. Calentamos a fuego muy lento guante unas tres horas, colamos y cuando empiece a espesarse, lo colocamos en los frascos.

Emulsiones y lociones

Para hacer una loción utilizamos agua y para hacer una emulsión utilizamos alcohol. El resto de los ingredientes que utilizaremos son plantas y tinturas médicas en cantidades que deben ser fijadas por un especialista.

Para hacerlas mezclamos en una probeta que esté graduada cada uno de los ingredientes en las cantidades que nos hayan indicado. Vertemos el contenido resultante en botellas con cristal oscuro, cerramos y agitamos con fuerza.

Decocciones

Este remedio sobre todo se utiliza para sacar partido a las partes más duras de una planta como puede ser su raíz o su corteza, ya que a través de este método se consiguen extraer mucho mejor sus principios activos.

Colocamos la planta elegida en un cazo y añadimos el agua que sea necesario. Lo ponemos al fuego hasta que hierva y después cocinamos lentamente durante unos treinta minutos. Retiramos y colamos.

A %d blogueros les gusta esto: