Cómo ayudar a un depresivo

Durante las crisis depresivas de alguien, es importante saber como actuar porque lo que generalmente se piensa que está bien, puede resultar contraproducente. hay que saber los distintos niveles depresivos y actuar siempre con paciencia y calma. Cómo ayudar a un depresivo Etapas de depresión las vive cualquiera, pero muchas veces no se sabe qué actitud tomar, como ayudar o aconsejar y mucho menos como va a reaccionar quien está afectado. Por eso es bueno evaluar ciertas palabras o comportamientos para actuar en los momentos en los que otra persona ya sea la mejor amiga, un familiar o hasta la pareja, pueda necesitarlo. 

Hay ciertas cosas que deben evitar decirse, porque en vez de dar ánimos, puede empeorarse la situación. No hay que decir a alguien que se mueva, se active o se ponga las pilas, porque la depresión no es un desgane, una enfermedad por falta de energía, o algo que genere desaliento. En realidad se relaciona más con un episodio de fastidio por lo que lo rodea, lo que siente, piensa y lo que es material o emocional. No siempre las palabras de aliento esperanzadoras hacia la mejora de una situación funcionan. Aunque la actitud de un depresivo se relaciona con la tristeza, va mas allá de eso, y muchas veces, en medio de un fuerte problema no ven soluciones viables, ni salidas a corto plazo. Tampoco hay que recordarles que es una situación pasajera, porque ya depende de la actitud y la fortaleza de cada persona de asumir un problema. 

Otras frases para recoger son las relacionadas con que la vida es hermosa y vale la pena vivirla o que siempre hay situaciones difíciles pero se es fuerte para salir adelante, porque lo que se hace es indirectamente llevarlo a una sensación de culpa más fuerte o un estado mucho peor del que se tiene. Además, referirse a la vida o a su belleza, es empujarlo más hacia las ideas de suicidio que puede rondarle la mente, o de que quién trata de aparentemente ayudarlo, ve la vida muy fácil, porque no siente o vive lo que le toca, y el resultado es que tome un comportamiento defensivo

Lo que SI se puede hacer y es realmente efectivo tiene que ver con los abrazos, porque no siempre las palabras son efectivas. Cuando una persona deprimida siente un largo y fuerte abrazo, suele sentirse mucho mas reconfortado que con frases que en realidad no lo llenen. A veces querrán desahogarse y lo mejor es guardar silencio y esperar a que hable todo lo que quiere, pero sin que reciban reproches o juzgamientos por lo que piensa.  Puede que en medio de su monólogo exprese ideas descabelladas, suicidas o relacionadas con hacerle algo al culpable de su dolor, pero lo importante es no alarmarse y entender que en estos casos de desesperación, es común que esto entre a colación.  Lo mejor es simplemente escuchar y esperar a que la crisis pase y los pensamientos negativos se desvanezcan. 

A %d blogueros les gusta esto: