Cómo conseguir un pecho perfecto. Parte II

Para conseguir mantener nuestro pecho atractivo y joven sea cual sea nuestra edad, es muy importante cuidarlo con una especial atención. Descubre algunos consejos para lograr que esta zona de nuestro cuerpo luzca como se merece. Cómo conseguir un pecho perfecto. Parte II

Cómo rejuvenecer el pecho

Si sufrimos de sequedad o de flacidez en el pecho se recomienda que al menos una vez cada quince días, pongamos en marcha un programa de belleza anti-edad sin necesidad de movernos de nuestra casa. Para ello debemos realizar primeramente una exfoliación muy suave con el producto que normalmente utilizamos para exfoliar nuestra cara o bien uno indicado para esta zona, evitando en cualquier caso, el área de los pezones. Posteriormente aplicaremos una mascarilla o un cosmético reafirmante específico para esta área.

Protección frente el sol

Si has optado por tomar el sol en el pecho hay que tener en cuenta que esta zona es mucho más propensa a sufrir quemaduras que cualquier otra parte del cuerpo por su extrema delicadeza. Además el sol es el causante principal de que nuestra piel envejezca prematuramente sobre todo la del pecho. Por consiguiente es necesaria la utilización de un protector solar muy alto y aplicar siempre una crema nutritiva tras cada exposición a los rayos solares. Utilizar una crema autobronceadora es la alternativa más saludable para lucir un pecho moreno y saludable.

Cómo solucionar problemas

Uno de los problemas que suelen aparecer más comúnmente en la zona de los pechos por los cambios hormonales o de peso, son las temidas estrías. Cuando han aparecido resulta muy difícil que puedan ser eliminadas por lo que es muy importante prevenir su aparición. Por todo ello es conveniente que la piel del pecho esté muy bien hidratada lo que puede conseguirse con la aplicación de una crema nutritiva especial para esta zona. Si aún así acaban apareciendo, sólo se podrán eliminar con tratamientos específicos como el láser o la microabrasión.

La aparición de vello en esta zona es mucho más frecuente de lo que pudiera parecer. A casi todas las mujeres les aparece alguna vez en su vida unos pelitos gruesos y largos alrededor del pezón. El uso de unas pinzas de depilar los eliminará sin ningún problema y en caso de ser muy sensibles al dolor, conviene pasar previamente un cubo de hielo por esta zona cubierto con una gasa para así adormecerla y eliminarlos sin apenas notarlo.

Los granos en la zona del pecho es otro problema muy común en las mujeres, sobre todo si se tiene la piel algo grasa. Es normal que aparezcan entre los pechos debido al sudor. Para evitarlo es recomendable lavar toda la zona a diario con un gel para piel grasa y al acostarse, aplicarse una crema para el acné. Si sudamos mucho, se recomienda aplicarse polvos de talco cada día preferiblemente perfumados, antes de salir de nuestra casa.

La utilización de un sujetador muy estrecho puede provocar la aparición de irritaciones o de rozaduras en esta zona. Para poder prevenirlas se debe elegir un modelo de sujetador fabricado con un tejido que sea transpirable como por ejemplo el algodón y secarse muy bien toda esta zona después de la ducha. Con la aplicación de un aceite de rosa de mosqueta por ejemplo, conseguiremos aliviar el dolor producido por las rozaduras.

A %d blogueros les gusta esto: