Cómo convertir unas sencillas piedras en un objeto decorativo

Vamos a decorar unas simples piedras con formas y colores para que queden muy decorativas. Cómo convertir unas sencillas piedras en un objeto decorativo Para poder elaborar esta manualidad, necesitaremos unas piedras o cantos pequeños, que podemos ir a buscar a alguna playa, río o parque.

Es importante que las piedras sean pequeñas y planas para poder hacer bien el dibujo y que quede muy decorativo.

Otro de los materiales que debemos conseguir es una plantilla a escala de un dibujo que nos guste, para poderlo dibujarlo bien en la piedra.

Materiales para su elaboración:

–    Piedras pequeñas y planas
–    Rotulador endeleble
–    Plantilla de dibujo
–    Pinturas acrílicas
–    Toalla
–    Papel de calco
–    Pinceles
–    Barniz

Manos a la obra:

1)    Una vez conseguidas las piedras, las lavaremos bien, para quitar la posible suciedad que tengan. Una vez lavadas las secaremos bien.
2)    Pintaremos de un color la totalidad de la piedra, uno que sea adecuado como fondo en relación con lo que vayamos a dibujar.
3)    Dibujaremos la plantilla en la piedra. Podemos utilizar papel de calco, dibujar el contorno del dibujo o a mano alzada, en esto como mejor se te dé.
4)    Una vez hecho el dibujo, lo pintaremos de colores vivos y adecuados.
5)    Cuando esté seca la pintura, le daremos una mano de barniz, para que quede más brillante.

Y ya tenemos nuestra atractiva piedra pintada.

A %d blogueros les gusta esto: