Cómo disfrutar de una sonrisa perfecta

sonrisa1Aprende cómo disfrutar de los labios, de los dientes y de una boca hermosa. Conoce cómo puedes tener una sonrisa auténticamente perfecta poniendo en práctica unos consejos maravillosos con los que conseguirás que tu sonrisa se convierta en tu mejor arma para seducir.

Cepillar los dientes después de cada comida

Cada vez que se ingiera algo de comida es necesario lavarse los dientes, o al menos, tres veces al día. Jamás hay que irse a la cama sin llevar a cabo una limpieza dental exhaustiva. El cepillado debe ser rápido e intenso sin apretar mucho en la parte superior de las muelas y de los dientes para evitar dañar las encías. La lengua se debe cepillar suavemente y con movimientos circulares. Acuérdate de cambiar tu cepillo de dientes cada tres meses.

Evitar las bebidas ácidas o azucaradas

Los refrescos así como los zumos ácidos como pueden ser el limón, la naranja o la toronja ya sean naturales o no, descalcifican el esmalte de las piezas dentales, lo que provoca un prematuro desgaste. El té, el vino o el café los tiñen. En cualquier caso lo mejor es consumirlos lo menos posible o en su defecto utilizar un sorbete.

Cuidado con los cambios bruscos de temperatura en los alimentos

Si has optado por comer un plato frío como entrante, tendrás que esperar a que el plato principal se entibie un poco. De igual manera deberás hacer a la hora de comer un helado o tarta que acaben de salir de la nevera. Y es que estos cambios pueden llegar a provocar una sensibilidad dental mayor e inflamar los vasos sanguíneos de las encías.

Adiós al tabaco

Los componentes que tienen los cigarros provocan una pérdida de la permeabilidad de las mucosas lo que reduce la oxigenación de los tejidos. Esto tiene como consecuencia un prematuro envejecimiento y una debilidad en los tejidos que rodean las piezas dentales por lo que es más probable que los dientes lleguen a caerse. Además la nicotina mancha los dientes.

Ten precaución con los dentífricos que utilizas

Existe en el mercado una gran cantidad de dentífricos pero la mayoría de ellos tienen componentes abrasivos que dañan el esmalte de los dientes. Por eso lo mejor es utilizar una marca natural o inclinarte por remedios naturales.

Mantén la hidratación

La saliva tiene como objetivo cuidar la boca y los dientes de las bacterias. Por eso es muy importante que ingieras mucha agua para que las glándulas logren producir más saliva. Mientras se está durmiendo la creación de la saliva es bastante menor, por lo que es aconsejable cepillarse por la noche los dientes antes de acostarse para que los restos de comida no lleguen a transformarse en futuras caries.

Comer una manzana al día

Con una manzana se eliminan las manchas de los dientes, especialmente de los delanteros. Se debe consumir con cáscara y morder con dichas piezas. También es aconsejable disfrutar de las peras, del apio o de las zanahorias, eso sí, siempre en crudo. El plátano también cuenta con buenas propiedades para conseguir blanquear los dientes. Sólo hay que frotar con el interior de su cáscara las piezas dentales.

A %d blogueros les gusta esto: