¿Cómo perder cinco kilos en una semana?

dieta1La conocida como super-dieta , ayuda a bajar hasta cinco kilos en tan solo una semana, especialmente si se realiza ejercicio durante ese período de tiempo. Hay que recordar también mantenerse muy bien hidratado durante la realización de dicha dieta y para ello se deben tomar como mínimo dos litros de agua cada día. Con esta dieta se consigue perder hasta mil calorías al día, a la vez que se reducen los centímetros de más que se tengan en el cuerpo.

¿Cómo se realiza esta dieta?

A la hora de desayunar se deben tomar dos piezas de cualquier fruta, excepto uvas y plátanos, junto con un zumo de pomelo o de naranja y cincuenta gramos de cereales integrales.

Es recomendable después del desayuno, realizar algún tipo de ejercicio como por ejemplo una carrera de cinco kilómetros o una serie de abdominales de cincuenta cada una. Después será necesario hidratarse con un zumo de frutas naturales.

A la hora de almorzar se debe tomar un primer plato consistente en una ensalada o en un poco de arroz integral o incluso unas verduras salteadas con algo de legumbres. El segundo plato será un trozo de carne o de pescado a la plancha y sin ningún tipo de salsas ni de aceite. De postre un yogur descremado o dos piezas de fruta.

Por la tarde, en la medida de lo posible, se puede realizar un poco de ejercicio en la piscina, haciendo quince largos aproximadamente, y es que la natación es uno de los deportes más completos que existen que te ayudarán a quemar calorías a la par que te mantendrá sana y en forma.

A la hora de cenar se debe tomar un caldo de verduras, tres piezas de fruta y un yogur descremado. Se puede acompañar con alguna infusión como un té verde.

Esta bebida además de ser excelente para perder esos kilos de más, es muy beneficiosa para la salud, pues se ha demostrado que ayuda a prevenir y a luchar contra el cáncer. Se recomienda tomar tres tazas de té verde al día, pero no más, ya que es una bebida estimulante que podría llegar a afectar el sistema nervioso de quien lo consume.

Entre las comidas se puede tomar un puñado de unos pistachos, unas avellanas o unas nueces para regular de paso el colesterol y la presión arterial.

Recomendaciones

Durante la realización de esta dieta no se debe consumir nada de alcohol. Así mismo los dulces, los azúcares y las comidas que contengan este tipo de ingredientes, así como las bebidas con gas, tambíen deben evitarse por completo.

Antes de empezar ésta o cualquier otra dieta se debe consultar al médico o al nutricionista para que no se vea afectada la salud de la persona que va a realizarla. Y es que tras una reconocimiento, el especialista será el único que pueda decidir si es conveniente o no comenzar una dieta dependiendo de las circunstancias personales de cada paciente.

 

A %d blogueros les gusta esto: