¿Cómo se cuelga un cuadro?

Ya sea una obra de arte lo que vas a colgar en la pared, como un póster o una foto enmarcada, lo importante es cómo tienes que hacerlo, es decir la distancia, la altura, la estancia donde pienses colgarlo, etc. Todo resulta muy importante en este caso por lo que te aclaramos una serie de dudas para que sea lo que sea que pretendas colgar, te quede perfecto. ¿Cómo se cuelga un cuadro?

Herramientas necesarias

Para comenzar debes tener una serie de materiales para colgar tu cuadro así como tener en cuenta el peso de éste para que el resultado resulte ideal.

Para ello te harán falta algunos tacos que variarán su tamaño dependiendo de la pared en que vayas a colgar el cuadro, además de unas escarpias, unas hembrillas, un metro, un martillo, un taladro, un alambre y cuelga fáciles. Éstos últimos los podrás encontrar en una tienda de bricolaje.

Si es un cuadro pequeño

Si no es demasiado pesado puede que incluso tenga una estructura propia que te va a ayudar a que se sujete correctamente. Si no es así, sólo debes clavar en su marco superior unas hembrillas para introducir después el cuelga fácil en la pared que te evitará el hacer agujeros. Si pones tres clavos además, el cuadro no se caerá. Es importante que esté bien centrado y para ello puedes emplear un nivel de burbuja o moverlo de un lado a otro hasta conseguirlo. Una vez esté bien encuadrado, el simple roce con la pared servirá para que se mantenga recto.

Si es un cuadro mediano

En este caso lo ideal es que insertes en las paredes del marco verticales unas hembrillas que queden a la misma altura para lo que tendrás que utilizar el metro. Cuando hayas completado esta labor, tensa un alambre de una hembrilla a otra y cuélgalo a una escarpia que hayas insertado previamente en la pared. Hazlo en la parte central del hilo para conseguir una posición horizontal.

Si es un cuadro de grandes dimensiones

Éstos son los más difíciles de colocar. Para ello coloca dos hembrillas en la zona trasera del marco para soportar el peso. Es muy importante que estén también a la misma distancia. Usa un nivel de burbuja para que te quede bien horizontal el cuadro y cuando lo tengas en el lugar adecuado, presiona la pared para conseguir dejar la marca de las hembrillas. Taladra estas señales y pon un taco con su escarpia adecuada. Ten cuidado si el cuadro pesa mucho y la pared es demasiado débil, pues puede que te encuentres con desconchones en ella.

Trucos que te pueden ayudar

Si colocas un cuadro en vertical en una habitación pequeña, ganarás en ella amplitud. Si por el contrario es una estancia amplia, necesitarás cuadros de dimensiones mayores.

Para poner cuadros en las paredes de cualquier pasillo, coloca éstos en hilera.

La altura correcta de la colocación de los cuadros, será la que te quede a la media altura de la vista.

A %d blogueros les gusta esto: