Conoce los falsos mitos de la mesa. Parte II

Aunque la mayoría de los mitos que se comentan a la hora de comer, no cuentan con ningún tipo de fundamente científico, lo que es cierto es que propagan con demasiada rapidez con el boca a boca y lo peor de ellos es que estos mitos pueden influirnos en nuestros hábitos alimentarios y siempre para mal. Conoce los falsos mitos de la mesa. Parte II

Agua y frutas ácidas

Dicen que si se bebe más de un vaso de agua en las comidas puede bajar la acidez de nuestro estómago y hacer que la digestión se vaya ralentizando. Aunque el agua no engorda, sí que es cierto que solidifica las grasas que se ingieren y por tanto la asimilación de los alimentos es más pausada y más difícil. En cualquier caso si tomamos agua antes de la comida, ésta puede producir una sensación de ansiedad, por lo que puede calmarnos el apetito y tampoco se debe olvidar que se debe consumir entre un litro y medio y dos litros de agua para conseguir estar bien hidratados.

Aunque es cierto que los cítricos tienen menos azúcar que cualquier otro tipo de fruta, ninguna hace bajar el peso. Por el contrario, si se ingieren después de una copiosa comida, llegan a sumar los azúcares de absorción rápida que contienen, favoreciendo que éstos se transformen en grasas. Pero si se ingieren antes de las comidas, éstas tienen un efecto saciante que ayudan a controlar el apetito por lo que son unos excelentes tentempiés.

Productos ligths y aditivos

Los productos ligths son muy útiles en cualquier dieta de adelgazamiento porque contienen aproximadamente un 30% de calorías menos que los normales, siempre que se ingieran en las cantidades justas, pero por sí mismos, este tipo de alimentos no adelgazan por sí solos. De hecho, algunos de ellos pueden llegar a ser muy calóricos por su naturaleza, aún presentándose en su versión más ligera, como por ejemplo, la mayonesa, las patatas fritas o el paté.

Por otra parte los alimentos envasados es cierto que contienen ciertas sustancias que ayudan a conservarlos durante más tiempo, pero que no por ello son cancerígenos como se puede llegar a pensar. En las etiquetas de todos ellos deben aparecen detallados todos los números del envase que irán precedidos de la letra E, lo que significa que están permitidos dentro de la Unión Europea, con lo que han pasado todo los controles científicos pertinentes, lo que nos asegura que son completamente inofensivos para la salud humana.

¿Curan algunos alimentos?

En realidad no existe ningún alimento que consiga hacer desaparecer cualquier tipo de enfermedad, pero sí que es cierto que el consumo continuado de algunos alimentos, sí que puede ayudarnos a reducir los síntomas de algún tipo de trastornos como por ejemplo el colesterol alto. Este tipo de alimentos deben incluirse dentro de una dieta equilibra y por supuesto, no esperar ningún efecto a muy corto plazo.

En cualquier caso, es importante tomar muy buena nota de todos estos consejos para conseguir mantenernos sanos y poder controlar nuestro peso.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: