Conoce tu tipo de piel

4Asumir las posibilidades de cada mujer y dejar de compararse con esa amiga que tiene un cutis estupendo y siempre se encuentra bronceada, no es la solución. Si tienes dudas, no esperes para acercarte a una farmacia o al dermatólogo y te podrán ofrecer un análisis total sobre tu nivel de grasa, de hidratación o de elasticidad. Y es que son muchos los lugares donde existe un dermoanalizador de la piel que te ofrecen la posibilidad de analizártela de una manera totalmente gratuita. En cualquier caso, a continuación te ofrecemos algunos consejos.

Productos reparadores

Un error muy común cuando llega el buen tiempo es querer quitarse el abrigo y ponerse el biquini sin pensarlo. Pero si lo que quieres verdaderamente es tener una piel en condiciones óptimas para aguantar las sesiones de piscina o de playa, nada mejor que una exfoliación para eliminar las células muertas y así tu piel se encontrará mucho mejor preparada, luminosa y suave. Usa  un buen exfoliante y aplícalo por todo el cuerpo con la ayuda de un guante para conseguir el máximo efecto.

Cuidar la alimentación

Existen muchas verduras y frutas ricas en betacaroteno, licopeno y vitamina C que te ayudarán en el momento de tomar el sol y que además son unas bronceadores naturales al activar la melanina.

Por eso no dudes en incluir en tu dieta zanahorias, sandía, tomates, calabaza, limón, melón o naranjas, alimentos que te van a ayudar a conseguir un bronceado bonito y que a la vez van a proteger la piel de los rayos ultravioletas.

Jamás sin un protector

A la hora de elegir el factor de protección solar debes desterrar algunos mitos falso como el que SPF de 20 te protegerá solo durante veinte minutos o que un SPF de 50 te va a proteger más que uno de 30, ya que ambos son igual de efectivos. Lo más importante es que sepas utilizarlos de una manera correcta y que su aplicación sea asidua.

Debes recordar que las cremas solares caduca de un año para otro, por lo que no debes escatimar a la hora de renovar tu neceser para poder disfrutar de un verano espectacular. Además tienes que tener presente que el bronceado debe ser progresivo por lo que no intentes ponerte morena el primer día, ya que lo única que vas a conseguir es provocar daños que pueden ser irreparables en tu piel.

Ahora ha llegado el momento de cuidarnos a la hora de tomar el sol tanto por dentro como por fuera, así como antes de hacerlo, durante y después, porque para poder disfrutar de un verano de lujo, solo tendrás que buscar un bronceado adquirido poco a poco e ingerir alimentos que logren activar tu melanina de una manera natural, sin olvidarnos nunca de nuestros mejores aliados, es decir, los protectores solares. Con estos consejos, durante estas vacaciones solamente tendremos que preocuparnos de disfrutar de unas

A %d blogueros les gusta esto: