Consejos para ser auténtica

Aprende a vivir sin que te afecte lo que los demás dirán, ya que vivir continuamente de cara a la galería no es sano mentalmente. Descubre como hay que librarse de prejuicios, aprender a ser una misma y ganar en seguridad, le guste a quien le guste. Consejos para ser auténtica

Expresar lo que se quiere

Convertir en algo habitual una cierta pose y no mostrar realmente quien eres, llegará a transformarte en una persona vacía y frívola. La solución es respetarse a sí misma, mostrarse tal  y como eres y deshacerse del miedo al que puedan decir y a las críticas.

Para ello debes actuar con total naturalidad, expresa tus emociones y pensar en ti misma con dignidad, cariño y respeto. Así lograrás fortalecer tu autoestima y evitar esa acumulación en la memoria de la basura que irás creando con esa actitud.

Debes dedicar esfuerzo y tiempo a planear la mejor manera de actuar siempre de acuerdo a tu verdadera manera de ser y evitar los pensamientos negativos que te puedan llegar a sabotear como por ejemplo: “no estoy segura”, “no sé como defenderme”, etc.

Nada de vergüenza

La vergüenza, al igual que el miedo, provoca unas ganas tremendas de salir corriendo en cualquier dirección, pero es mucho más dañina y dolorosa si tiene que ver con la devaluación de la persona misma. Para ello conviene cambiar frases del tipo “soy ridícula”, por frases como “he hecho en este momento el ridículo”.

Aceptarse

Incondicional y totalmente, actúes de la forma que lo hagas y siempre al margen de lo que los demás oponen o si de lo aprueban o no. Aceparse a una misma, según los terapeutas, es el requisito principal para conseguir una salud mental buena, y es que todas las personas somos muy iguales por lo que nadie merece que se sienta inferior, piense de la manera que piense.

Ser siempre una misma

Una persona sumisa puede que resulte muy agradable sobre todo al principio, pero pasado el tiempo puede llegar a producir incluso hastío. Siempre se necesita algo de discrepancia y de oposición para que los lazos del afecto puedan fortalecerse. Ser alguien diferente no tiene porque ser negativo, sino todo lo contrario, lo que se necesita tener bien claro son las razones de esa diferencia.

Cuidar la propia imagen, si se es auténtica, puede resultar positivo. Lo difícil comienza cuando se empieza a creer que solo se vale por lo que se aparenta y se confunde la propia esencia con dicha apariencia.

Sinceridad y estado de ánimo

Si eres honesta contigo misma te dará ante los demás más credibilidad y eso sin duda, influirá a la hora de ser más feliz y sentirte más valorada, ya que estar siempre muy pendiente de lo que los demás puedan llegar a pensar de ti, llegará a provocarte irritación y estrés.

Siempre muéstrate tal y como eres y de esta manera es seguro que lograrás muchas más satisfacciones a nivel personal, evitando esconderte bajo esa capa imaginaria que siempre llevas encima. 

A %d blogueros les gusta esto: