Consigue un cuerpo atlético en solo seis semanas

Aunque resulte increíble es posible tener en poco tiempo un cuerpo realmente atlético y es que siguiendo una serie de ideas se puede llegar a adelgazar hasta 10 kilos en apenas 6 semanas. Consigue un cuerpo atlético en solo seis semanas

Ir despacio

Adelgazar no significa perder volumen ya que éste se pierde cuando se limita el consumo de calorías al máximo  consiguiendo que se pierda músculo ya que aquí es donde la mayor parte de las comidas se quena. Si se destruyen dichos músculos se estará perdiendo la capacidad de quemar calorías y por tanto de adelgazar. Si se pierde peso muy rápido el cuerpo irá tomando nota y cuando se vuelva a comer con normalidad, éste guardará más de lo necesario como reserva y encima en forma de grasa por si aparecen de nuevo esos tiempos duros, con lo que se engordará. Es lo que se conoce como el efecto yoyó. Por eso es importante no intentar adelgazar todo lo que se desee en menos de 6 semanas.

Baños de contraste

La bañera será nuestra aliada a partir de ahora ya que en ella podremos aplicarnos contrastes de agua caliente y fría para conseguir activar nuestro metabolismo.

El frío acelera el metabolismo ya que el cuerpo para intentar mantener su temperatura quemará calorías con lo que se adelgaza. Por las mañanas, al ducharnos, debemos aplicarnos agua fría a unos 20º en las zonas más conflictivas y contar despacio hasta 60.

Beneficios del café

Este líquido ayuda a quemar grasa ya que la cafeína consigue estimular el sistema nervioso central que es el que controla la gran parte de nuestros movimientos así como la actividad eléctrica.

Si se toma con el estómago vacío y sin azúcar ni leche, nuestro cuerpo quemará grasa mucho más rápido ya con gracias a la cafeína, las células adiposas vacían la grasa en la sangre y se transporta a los músculos, dando como resultado una pérdida de peso. Así que después de una buena ducha con agua fría, nada mejor que un café bien cargado sin nada de azúcar ni leche.

Moverse mucho

El cuerpo se siente feliz si está en movimiento ya que al estar activo se oxigena mejor y por tanto funciona también mejor.

Cuantos más sean los músculos que se mueven, más calorías se quemarán. Por ejemplo si caminaos, usaremos los hombros, los brazos, el estómago, el pecho, las piernas y la espalda por lo que es una actividad bastante completa. Se aconseja moverse entre 30 y 60 minutos cada  mañana y tener una actitud activa durante todo el día.

Moverse y esperar

Antes de cada comida hay que moverse durante unos quince minutos y esperar después otros quince minutos antes de comenzar a comer, pero no más para que no se produzca degradación muscular.

Dormir ocho horas

Durmiendo este tiempo conseguiremos reparar los sistemas principales y el cuerpo. Además mientras dormimos liberamos una hormona conocida como del crecimiento que ayuda a quemar las grasas, así que ¡a descansar!

A %d blogueros les gusta esto: