Cuidados para obtener un cabello radiante y saludable

Según opinan expertos en imagen pública, nuestro cabello puede reflejar muchos aspectos de nuestra personalidad como ser: orden, limpieza, comodidad, descuido, etc…
El cabello es considerado el Cuidados para obtener un cabello radiante y saludable Cada persona nace con un tipo de cabello con características propias, el cual puede variar con la edad, por la utilización de productos químicos (tintes, decoloración, alisados, permanentes, etc.) y por los agentes externos naturales que actúan permanentemente sobre él. Con frecuencia el cabello se ve afectado por muchos factores como pueden ser el estrés, alguna enfermedad, el sol, el viento, el agua, el uso de tintes, fijadores u otros productos irritantes y también por no brindarle la higiene correcta. Una mala alimentación y una vida sedentaria también se reflejan en el pelo, pues le restan salud, vitalidad, brillo, hidratación y fuerza, de tal forma que se vuelven opacos, quebradizos y con apariencia de descuido. Los cuidados que deben proporcionársele al cabello dependerán del tipo de pelo que se tenga, es decir si este es graso, seco, normal, grueso, delgado, etc. El objetivo a conseguir es mantener la salud y el equilibrio de la fibra, y de esta forma lograremos conservar un aspecto dócil y brillante en nuestra melena. Consejos generales para el cuidado de todo tipo de cabello:

  • La elección del shampú es uno de los puntos fundamentales, porque de ello depende la salud de nuestro pelo. Elige productos de buena calidad que correspondan a tu tipo de cabello.
  • La frecuencia de lavado varía si el pelo es graso o si es seco. En este último caso, no conviene el lavado diario, además de no ser necesario. Con un lavado interdiario es suficiente.
  • Semanalmente conviene utilizar un tratamiento para acondicionar el pelo. Casi todas las marcas de champús tienen tratamientos especiales o acondicionadores profundos.
  • Usa tus dedos para desenredarte el pelo cuando está mojado. No uses cepillos.
  • Sécate el pelo inmediatamente después de lavarlo, no te dejes la toalla en la cabeza por mucho tiempo porque al secarse de esta forma, el pelo no luce bien.
  • Modera el uso del secador (secadora). Lo mejor es secarse el pelo suavemente con una toalla o al aire, pero si se ha de utilizar, házlo a distancia y sin localizar el calor en un único punto, para quemar el pelo lo menos posible
  • Prueba los nuevos champús térmicos, éstos tienen acondicionadores que se activan con el calor de la secadora.
  • Si tienes el pelo fino no lo sobrecargues con acondicionadores pesados, porque se verá aplastado.
  • Prueba los champús con color para darle un toque diferente a tu cabello.
  • Usa agua fría en el último enjuague, esto ayuda a que el pelo se vea más brillante.
  • Los complejos multivitamínicos diarios son muy útiles, pues proveen, entre otras cosas, de zinc, un elemento muy apropiado para la salud del cabello.
  • Una dieta sana y equilibrada es necesaria no sólo para beneficiar al cabello, sino para la salud general del organismo. Muchas veces, la caída del cabello o la falta de brillo y lozanía se deben a que no se ingieren alimentos sanos.
  • Utiliza cepillos de buena calidad o peines sin dientes plásticos filosos o metálicos, ya que estos suelen provocar que se corten las puntas. No es conveniente cepillar el cabello demasiado, ya que de esta forma se puede dañar.
  • Trata de no usar demasiadas hebillas, banditas, etc., ya que aprieten las fibras capilares, facilitando el quiebre de las fibras capilares.
  • Si tienes las puntas partidas (florecidas), la solución más sencilla y efectiva es recortar el cabello para eliminarlas, o recortar sólo las puntas. Asimismo, realizar un corte cada 2 meses es recomendable para que el cabello crezca mas fuerte y vigoroso.
A %d blogueros les gusta esto: