Chocolaterapia en casa

choco1Siempre se ha escuchado que no se debe abusar del chocolate ya que es un estimulante y además en la mayoría de los casos cuenta con ingredientes como derivados lácteos o azúcar blanco. En cualquier caso el cacao es un alimento que resulta muy beneficioso, no solo para consumir, sino pata una palicación tópica.

Chocolate con mucho cacao

Cuando se habla de los beneficios que tiene el chocolate nos estamos refiriendo a que éste incluye entre sus ingredientes una gran cantidad de cacao, como mínimo un 70%. En ningún caso nos estaremos refiriendo al chocolate con leche y por supuesto, mucho menos, al chocolate blanco. Por consiguiente, el primer paso que hay que tener en cuenta para poder hacer esta terapia correctamente, es elegir un chocolate que sea de calidad y si puede ser, mucho mejor un cacao puro, tanto si vamos a consumirlo o si lo vamos a usar en alguna receta o incluso si lo vamos a aplicar sobre la piel como es en este caso.

¿Qué vas a necesitar?

Dos cucharas soperas de chocolate puro

  • Dos cucharas soperas de aceite de almendras
  • Dos cucharas soperas de sal gruesa
  • Un bol
  • Una cuchara
  • Film transparente

Dentro del bol se coloca el aceite y el cacao y se mezclan bien ambos ingredientes con la ayuda de una cuchara.

¿Cómo se realiza la chocolaterapia?

Lo más  cómodo para realizar esta terapia es hacerla en el baño. Si se tiene bañera, será incluso más cómodo hacerlo dentro, por supuesto sin llenarla de agua, para no ensuciar mucho.

Aplícate por todo el cuerpo la mezcla que has preparado de cacao y de aceite realizando masajes suaves, desde los pies hasta tu cara. Si tienes el cabello muy seco, también puedes aplicarte este remedia, pero evitando las raíces. Tienes que hacerlo muy lentamente ya que el masaje debe durarte como mínimo, diez minutos.

Después coge la sal marina y te realizas una exfoliación por todo el cuerpo para que se te active la circulación sanguínea y elimines todas las células muertas y de paso favorecer la penetración de los alimentos medicinales en tu piel. Evita las zonas que son muy sensibles e insiste en cambio, en las zonas en las que tengas celulitis o más endurecidas. Esta exfoliación debe durar entre cinco y diez minutos.

Sin haberte quitado ninguno de los productos del cuerpo, envuélvete con el film de cocina las extremidades y el torso, sin apretar. Es muy importante que el lugar en el que te encuentres esté a una temperatura agradable.

Espera diez minutos y después quítate el plástico. Para terminar retírate los productos de tu piel con una ducha de agua templada o ligeramente caliente, pero sin olvidarte de terminar con agua lo más fría posible, durante un minuto.

Esta chocolaterapia casera puedes realizártela una vez cada semana, pero debes evitar el paso de la exfoliación si durante las horas anteriores a realizarla, has estado expuesta al sol , ya que podrías irritar la piel.

A %d blogueros les gusta esto: