Cuidar el medio ambiente, responsabilidad de todos

A estas alturas, todos sabemos la importancia que tiene el reciclaje para el medio ambiente, y somos conscientes de que sin la colaboración de todos no podremos dejar a nuestros hijos y nietos un planeta en condiciones. Cuidar el medio ambiente, responsabilidad de todos Y éste es un tema en el que cada uno de nosotros puede hacer mucho. Infinidad de veces nos planteamos algunos de los problemas existentes en el mundo y los dejamos de lado pensando que la solución no está en nuestras manos, lo que no deja de ser una cómoda manera de cerrar los ojos ante ellos.

Pero en el tema que estamos tratando no hay excusa que valga. Si tenemos en cuenta que en nuestro país el 80% de la basura que generamos es reciclable y que la mitad procede de los hogares, es suficiente para ver que podemos hacer aún mucho más.

Por supuesto, para facilitar el reciclaje, una de las medidas más eficaces la constituye la recogida de basura selectiva, separándola en casa y echando cada producto al contenedor que le corresponda. Por suerte, éste es un tema que en los últimos años parece haber sido muy asumido por nuestra sociedad, y al que la mayoría de gente le concede la importancia que merece.

Sin embargo, podemos hacer mucho más, para lo cual podemos seguir unos consejos que, aunque todos los conocemos y, de hecho, son de simple lógica, no está mal recordarlos de vez en cuando para que no nos durmamos en los laureles, pues a pesar de los esfuerzos y concienciación no puede decirse aún que nuestro planeta esté ya a salvo.

Algunas de estas consideraciones debemos tenerlas en cuenta a la hora de ir a la compra:

•    Intentemos, dentro de lo posible, que los productos que adquiramos no sean de usar y tirar, siempre será mejor un producto que se pueda recargar y volver a utilizar.
•    A la hora de comprar un producto envasado, debemos decantarnos por aquéllos que tengan los envases de cristal. Podrá usarse nuevamente.
•    Entre dos productos iguales, debemos escoger el que tenga menos embalaje
•    Es muy importante que llevemos nuestra propia cesta o carrito a la compra. Si supiéramos la cantidad de bolsas de plástico que ahorramos al hacerlo, quedaríamos impresionados.

También en casa debemos tomar una serie de medidas como:

•    Intentemos usar menos cantidad de vasos y platos desechable, a poder ser ninguno, mucho mejor de cristal o loza. También debemos intentar volver a usar servilletas de tela y olvidarnos, en la medida de lo posible, de las de papel.
•    Procuremos reducir el uso de papel aluminio. Encontraremos otras maneras más ecológicas de conservar y guardar los alimentos.
•    Siempre que nos sea posible, algunos productos perecederos intentaremos comprarlos a granel.
•    Procuremos reciclar el papel todo lo que podamos, utilizando el ya usado para tomar notas o escribiendo por detrás.
•    Usemos el menor número posible de pilas, y las que usemos intentemos que sean recargables.
•    Evitemos los productos tóxicos para el medio ambiente, siempre hay soluciones alternativas.
•    Procura reutilizar todos los envases que puedas. Puedes guardar cosas en ellos, sin ninguna necesidad de comprarlos en la tienda. Incluso con un poco de imaginación puedes crear algún adorno o alguna bonita manualidad.
•    Y, por último, no tires la ropa que no te gusta o los libros, juguetes u otros artículos de los que ya te has cansado, porque siempre habrá alguien a quien le gustará mucho poderlos tener.

A %d blogueros les gusta esto: