Rompe con mitos poco saludables y mejora tu alimentación. Parte I

Hacemos ejercicios, nos cuidamos por fuera y por dentro y nos preocupamos de nuestra salud, pero aun así tenemos numerosas dudas sobre la nutrición que nos lleva a pensar que algo no estamos haciendo bien. Vamos a descubrir las más comunes. Rompe con mitos poco saludables y mejora tu alimentación. Parte I

Té verde

¿Realmente el té verde es tan beneficioso como nos cuentan? Pues bien esta planta tiene muchas virtudes ya que además de actuar como un efectivo antioxidante, regula el colesterol, es un anticoagulante natural, es diurético, previene la formación de caries, tiene efectos astringentes y estimulantes e hidrata la piel. Pero en cualquier caso no es conveniente abusar de él ya que cuando se toma en exceso logra disminuir la absorción del hierro y de la vitamina B1.

Fruta

¿Pierde sus cualidades si conservamos las frutas en frío?

Algunas frutas como por ejemplo las tropicales pierden cualidades nutritivas cuando se les aplican temperaturas muy bajas por lo que conviene conservarlas entre 3,5 grados y 5 grados centígrados. Algunas deberán almacenarse en un lugar seco y fresco y otras se conservan mejor en la nevera, como por ejemplo los arándanos, los caquis si están maduras, los fresones y las fresas, las ciruelas, los melocotones, las nectarinas, las uvas y las peras. Por otra parte deben colocarse en un lugar seco y fresco los limones, las naranjas, los melones y las sandías sin abrir pues si lo hemos hecho es mejor conservarlas en el frigorífico. Así los plátanos también deberemos evitar guardarlos en la nevera ya que su piel se oscurece mucho antes y maduran más rápido.

Las grasas trans

¿Por qué son malas? Las grasas trans son grasas artificiales que se elaboran de una manera industrial a partir de uno o de varios aceites vegetales y se utilizan en los platos precocinados y en la bollería. No aportan colesterol puesto que su origen es vegetal pero son perjudiciales para nuestra salud ya que logran aumentar el colesterol malo y bajar el bueno. Además el organismo humano no es capaz de utilizar los ácidos grasos que contienen porque están modificados.

Los bióticos

¿Son lo mismo los prebióticos que los probióticos?

Aunque los dos pertenecen a los conocidos como alimentos funcionales, es decir, que cumplen una función en concreto en la salud, no son lo mismo. Los prebióticos son ingredientes que no se digieren que favorecen un crecimiento de bacterias intestinales selectivo que resultan beneficiosas. Entre ellos destaca los fructo oligosacáridos. Por su parte los probióticos son alimentos que tienen microrganismos vivos y consumirlos es beneficioso para la salud ya que actúan sobre la flora intestinal promoviendo el desarrollo de bacterias beneficiosas. Entre ellos cabe nombrar el bifidus.

Huevos

¿Cuántos se pueden tomar a la semana?

Es recomendable ir alternando el consumo de huevos con el de carnes, mariscos y pescados. Lo más aconsejable es consumir como máximo de tres a seis huevos a la semana, dependiendo lógicamente de su tamaño.

A %d blogueros les gusta esto: