Cupcakes salados de pollo

2Sin duda se han puesto de moda, gustando a todo el mundo por sus presentaciones divertidas que dan ganas de comérselos nada más verlos. Descubre a continuación cómo preparar unos cupcakes de los más originales y de sabor salado con pollo.

Ingredientes:

  • 280 gramos de harina
  • Una cuchara pequeña de levadura
  • Dos huevos
  • 100 gramos de pollo cocido y desmenuzado
  • 150 gramos de queso mozarella
  • Una taza de leche
  • Seis cucharas de aceite de girasol
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceitunas negras
  • Queso crema
  • Orégano seco

Preparación

Precalentamos el horno mientras en un bol se mezcla la harina, la sal, la levadura y la pimienta tamizados previamente para que no se formen grumos. Después se incorpora la leche, el queso mozarella cortado en trozos, los huevos y el pollo desmenuzado, mezclando bien para conseguir una masa compacta. Se coloca en los moldes de cupcakes y se meten al horno durante veinte minutos a 170 grados centígrados. Cuando estén fríos completamente se pone el queso crema con la ayuda de una manga pastelera y se adorna con una aceituna negra y un poco de orégano.

La crema de queso la puedes sustituir por un poco de puré de patatas y adornarla con un poco de atún. También puedes poner una crema de nata suave. Para ello mezcla cien gramos de queso en crema con cien gramos de nata para montar y procede a mezclarlos.

Consejos

Se puede usar en lugar de pollo cocido un poco de pollo asado que haya sobrado y el queso crema puede ser con tomate, a las finas hierbas, con roquefort, etc. Si vas a hacer muchos cupcakes puedes ponerles diferentes quesos cremas para jugar con los colores. El aceite de girasol puedes mezclarlo con un poco de aceite de oliva para conseguir un sabor especial.

Para que tus cupcakes queden perfectos debes utilizar ingredientes de primera calidad. Para prepararlos es preciso que primero mezcles los ingredientes en seco y después incorporarles los húmedos. No se debe batir la harina demasiado para que no quede demasiado compacta.

Hornea en una bandeja de cupcakes siempre y pon encima de ella los moldes de papel con la mezcla. Si lo haces directamente sobre la bandeja del horno se te quemará la base. Recuerda rellenar solamente los 2/3 de los cupcakes, ya que luego suben mucho. Mientras los estés haciendo no abras nunca el horno. Si quieres comprobar como están hazlo desde la puerta de éste. Cuando ya estén hechos déjalos reposar en una rejilla durante cinco minutos y dentro del horno.

Decóralos cuando ya estén fríos totalmente. Si quieres decorarlos en forma de rosa empieza con la manga pastelera desde el centro y hacia fuera. Si por el contrario quieres hacerlo con forma de estrella, debes hacerlo de manera contraria, es decir, empezando desde fuera hacia dentro.

 

A %d blogueros les gusta esto: