Decora tu casa en blanco y negro

Si quieres modernizar tu hogar nada mejor que optar por introducir en él el color blanco y el negro intercalándolos en camas blancas con cojines negros, en concinas de color nívea con vajillas de color petróleo o en suelos de damero por ejemplo. Estos colores que nunca pasan de moda, siempre funcionan aunque en principio te pueda parecer una idea arriesgada. Apunta algunas ideas. Decora tu casa en blanco y negro

Ventajas

Ya sea en espacios grandes o pequeños, en salones, en cocinas, en baños o en dormitorios, esta combinación de colores siempre funciona, siendo una combinación de colores eternamente moderna, por lo que si quieres hacer cualquier pequeño retoque en tu hogar o darle una nueva imagen sin gastar demasiado dinero, esta es tu combinación perfecta.

Además los colores blanco y negro combinan con un tercer tono perfectamente, da igual el que elijas. Si lo que buscas es dar una imagen algo más fría, puedes apostar por el gris acero. Si por el contrario buscas una imagen más cálida, puedes combinarlos con tonos naranjas o berenjenas por ejemplo.

El color negro y el blanco siempre consiguen que los espacios en los que son usados parezcan más modernos y más limpios. El negro y el blanco es un clásico que no se altera ante ninguna moda.

En la actualidad podrás encontrar de todo en estos colores, desde alfombras, cojines, cortinas, gress para los suelos, electrodomésticos, sofás, sillas, etc.

Ideas infalibles

En la cocina: Si tienes una cocina de base blanca puedes poner todos los complementos en negros, es decir los cojines de las banquetas, los vasos, las vajillas, las sillas e incluso los paños de cocina.

En el dormitorio

Opta por rescatar las sábanas de toda la vida blancas y eliman las colchas que tienen unos colores imposibles. La cama siempre debes dejarla bien hecha y complementarla con dos alfombras pequeñas de pie de cama en color negro, por ejemplo. O incluso con almohadones negros y grises para contrastar. De esta manera la cama parecerá mucho más grande.

En el salón

Puede que el color negro sea demasiado duro si tu sofá es muy grande, pero seguramente que un gris marengo no lo sea. Si has pensado cambiar tu sofá, este color tan sufrido funcionará igual que el negro y si no tienes pensamiento de cambiarlo, puedes poner una funda de este tono. También puedes dar a tus muebles una capa de pintura blanca.

En el cuarto de baño

Decorar el cuarto de baño puede resultar tan sencillo como cambiar las toallas por unas que sean de color negro. Puedes enrollarlas conforma de rulos y quedarán perfectas. Para que te quede perfecto este espacio, puedes utilizar como complementos accesorios de acero y unas velas blancas bien gruesas darán el toque final para transmitir un ambiento de relax.

Más ideas

También puedes pintar las paredes y los techos de color banco mientras que los marcos, los zócalos, las vigas o las columnas de color negro. Este contraste resulta muy elegante y especial ya que el color negro añade profundidad mientras que el blanco luminosidad.

A %d blogueros les gusta esto: