Decoración de Halloween

Diviértete y sorprende a los tuyos decorando tu hogar con calabazas de Halloween, recortes de cartulina, velas, y motivos de otoño y dale un toque personal y terrorífico a la fiesta. Decoración de Halloween A finales de octubre y principios de noviembre llega una de las épocas del año más entrañables y especiales. Disfraces, dulces típicos, calabazas y películas de terror se conjuran para hacernos vivir unos días llenos de magia. Disfruta de Halloween decorando tu casa con originalidad y buen gusto.

Calabazas de Halloween

La calabaza es el objeto icono de Halloween y un elemento decorativo que no debe faltar en tu casa o en la fiesta que vas a celebrar con tu familia y amigos. Se pueden adquirir calabazas ya decoradas en muchos establecimientos, Puedes encontrarlas desde las más asequibles a las más sofisticadas, con la consabida variación de precio. También tienes la alternativa más barata y divertida de crear tus propias calabazas decorativas.

En primer lugar es recomendable no inclinarse por una calabaza demasiado grande, con una mediana el efecto es igual de impactante y es mucho más sencilla manejarla. El primer paso consiste en abrir la calabaza por el medio y vaciar su contenido. Hay que hacerlo con cuidado, utilizando una cuchar (la pulpa de la calabaza se puede aprovechar para un puré o una sopa). Una vez vacía, se pegan los ojos, la boca, la nariz y los elementos que se deseen y que previamente se han dibujado en rotulador negro sobre un papel o cartulina. Finalmente, se coloca una vela encendida en el interior de la calabaza. Puedes hacerlo con varias calabazas de diferentes tamaños y repartirlas por distintos puntos de la casa o del lugar donde tenga lugar la celebración.

Brujas, animales y otros elementos de decoración

Otra opción creativa y muy económica para decorar tu casa durante estos días es añadir a las calabazas brujas, gatos, fantasmas y todo tipo de seres que se te acurran recortados en cartulina oscura. Primero es mejor que practiques los dibujos en papel y cuando hayas conseguid el efecto deseado, cuanto más terrorífico mejor, lo pasas a la cartulina y lo recortas. Puedes pegarlos o colgarlos mediante alambres o chinchetas, colocarlos a contra luz para o cerca de las velas para que proyecten sombras (con mucho cuidado de que no se quemen, por supuesto).

Telas de araña

Al margen de la decoración que puedas realizar tu misma y que siempre te dará mayores satisfacciones además de ahorrarte bastante dinero, también puedes recurrir a las tiendas especializadas para acabar de dar ese toque especial a tu decoración. Las telas de araña son un clásico de Halloween. Distribuidas de manera ingeniosa y combinadas con las sombras, las calabazas y las velas, contribuyen a crear una atmosfera de terror muy apropiada.

Motivos otoñales

Dejando de lado la decoración propiamente terrorífica, también puedes añadir motivos otoñales que durante el día le darán un aire elegante y acogedor a tu casa. Las castañas, las hojas y flores secas, los cuencos con frutos secos quedan estupendamente sobre todo combinados con muebles de madera y tonos beige, ocres y marrones.

En definitiva, la decoración dependerá de tu ingenio y tu imaginación y del gusto que tengas a la hora de elegir los elementos y el lugar que ocupan. Si tienes niños, probablemente será más divertido que abunden las figuras de monstruos y fantasmas, siempre que no sean demasiado pequeños ya que podrían asustarse. Si no tienes hijos y vas a celebrar la fiesta entre amigos o familiares adultos, elige una decoración más sobria y otoñal, pero con un punto divertido y terrorífico.

A %d blogueros les gusta esto: