Deliciosas recetas de judías verdes para el verano

Esta hortaliza destaca por tener un gran contenido de vitaminas y es una de las más consumidas tanto por su fácil preparación como por su sabor suave. Prepara alguna de las siguientes recetas y disfruta de las ricas judías verdes este verano. Deliciosas recetas de judías verdes para el verano

Ensalada de judías verdes, mango y zanahorias.

Ingredientes para cuatro personas:

  • Trescientos gramos de judías verdes
  • Un pepino
  • Medio mango verde
  • Una zanahoria
  • Doce tomates cherry
  • Dos cucharas de cacahuetes pelados
  • Tres cucharas de brotes de soja
  • Un limón
  • Aceite y sal

Lava las judías verdes y quítales las puntas. Cuécelas en un cazo con bastante agua y sal durante cinco minutos. Escúrrelas y refréscalas con agua fría. Vuelve a escurrirlas y córtalas por la mitad  a lo largo.

Pela el mango, la zanahoria y el pepino. Córtalos primeramente en láminas y después en tiras lo más finas posible. Mezcla todo en un cuenco con las judías verdes y los brotes de soja, bien escurridos estos últimos de su líquido de conservación.

Lava los tomates cherry y córtalos por la mitad. Agrégalos en el cuenco en el que están el resto de los ingredientes. Bate una cuchara de ralladura de limón, dos cucharas de zumo de limón bien colado, aceite al gusto y un poco de sal. Condimenta la ensalada con este aliño y repártela en platos. Antes de servir añade los cacahuetes.

Sugerencia: si no te es sencillo encontrar mango puedes sustituirlo por una papaya verde.

Judías verdes con una vinagreta de anchoas

Ingredientes para cuatro personas:

  • Medio kilo de judías verdes
  • Una bandeja pequeña de gulas
  • Dos tomates
  • Un diente de ajo
  • Cien gramos de queso fresco, por ejemplo de Burgos
  • Dos huevos
  • Seis anchoas en aceite
  • Seis cucharas de aceite
  • Dos cucharas de vinagre balsámico
  • Sal y pimienta

Se limpian las judías verdes y se cortan en tres o en cuatro trozos. Se cuecen en agua hirviendo con un poco de sal durante ocho minutos. Se escurren y se refrescan con bastante agua fría. Se colocan los huevos en una cacerola con agua fría y se cuecen durante diez minutos contando desde el momento en que hiervan.

Se calienta un poco de aceite en una sartén con el ajo aplastado ligeramente. Se agregan las gulas y se saltean durante dos o tres minutos. Se reservan.

Se lavan los tomates y se cortan en rodajas finas. Se cortan también el queso en dados pequeños. Se pelan los huevos cuando ya estén fríos y se cortan por la mitad.

En el vaso de una batidora se introducen las anchoas, el vinagre, el aceite y una pizca de pimienta y se bate todo hasta conseguir una salsa bien emulsionada.

Se colocan las judías en un cuenco que sea grande y se añade el queso y las gulas sin el ajo para aliñar todo con la vinagreta preparada anteriormente. Se distribuyen las rodajas de tomate en los platos y en el centro se reparte la ensalada de judías. Para terminar se decora con el huevo cocido.

 

A %d blogueros les gusta esto: