Platos mucho más ligeros cocinados al horno

Son muchos los platos que resultan exquisitos cocinados de una manera tradicional pero que si se cocinan al horno, además de seguir estando igual de buenos, se pueden disfrutar de igual forma de ellos aunque eso sí, con las grasas mucho más medidas y con menos calorías. Descubre algunos de ellos. Platos mucho más ligeros cocinados al horno

Lubina a la sal

Ingredientes necesarios:

· 750 gramos de lubina en una sola pieza

· Un kilo y medio de sal gorda

Lava y seca perfectamente el pescado y pon una capa de sal gorda en una bandeja apta para el horno. Coloca encima la lubina y cúbrela con el resto de la sal completamente.

Presiona con ayuda de las manos para que la sal se quede muy bien adherida al pescado y hornéalo durante unos 20 minutos aproximadamente.

Retira la fuente del horno, golpea la costra de sal que se ha formado con la ayuda de un martillo o de cualquier otro utensilio que consideres adecuado y raspa con mucho cuidado la sal que ha sobrado para proceder a servir inmediatamente.

Las calorías aportadas por este plato son 188.

Conejo con puerros y manzanas

Los ingredientes que necesitarás son:

· Un kilo de conejo en trozos

· Cuatro puerros

· Dos dientes de ajo

· Dos manzanas agrias

· Un vaso de caldo de verduras

· Ocho ramas de tomillo

· Cilantro, sal y pimienta

Este plato deberás cocinarlo en una cazuela de barro por lo que antes te aconsejamos que la sumerjas en agua tapada durante veinte minutos para que no se agriete en el momento de cocinar el conejo.

Mientras tanto puedes ir lavando y secando el conejo y trocearlo en caso de que no te lo hayan hecho en la carnicería, conservando las patas traseras enteras. Salpimenta y añade un poco de cilantro molido.

Limpia los puerros y ábrelos longitudinalmente. Sécalos después y córtalos en aros. Pela el ajo y córtalo muy fino.

Lava y despepita bien las manzanas para cortarlas posteriormente en cuatro trozos y después en rodajas. Mézclalas en la cazuela junto con el ajo, los puerros y el tomillo. Añade el caldo y coloca el conejo encima. Precalienta el horno a 200 grados centígrados y deja que se ase durante una hora y cuarto. Sirve rápidamente.

216 calorías son las que te aportará este riquísimo plato.

Champiñones rellenos

Ingredientes:

· Doce champiñones que sean bastante grandes

· Tres tomates bien maduros

· Un calabacín

· Una cebolla

· Tres cucharas de aceite preferiblemente de oliva

· Margarina light

· Orégano seco

· Perejil, pimienta y sal

Con la ayuda de un cuchillo bien afilado vete retirando el tallo de todos los champiñones, limpiando bien sus sombreritos con un paño limpio y húmedo para colocarlos posteriormente en una fuente que sea resistente al calor y engrasada previamente con un poco de margarina. Después procede a regarlo con un chorro de aceite y sazónalos para cocerlos en el horno durante unos 10 minutos. Retira y reserva al calor.

Rellena los champiñones con dicha preparación y adorna con un poco de perejil antes de servir en la mesa.

Tan sólo 112 calorías son las que aporta este menú que puede servir tanto como acompañamiento como plato principal.

A %d blogueros les gusta esto: