¿Depilaciòn definitiva o no?

Tema complicado el de hoy. Se ha investigado sobre la bendita Depilación defintiva, pero no todo es color de rosa. Segùn opiniones de dermatòlogos, y médicos especializados en el tema, se confunde con otro término llamado «Fotodepilación», que no es igual.
Veremos uno a uno, tiempo al tiempo, semejanzas y diferencias, ¡Atención, a cuidar nuestra piel! ¿Depilaciòn definitiva o no? El tema de la Depilación definitiva, esta en pleno auge, en el cual todas las mujeres nos encontramos identificadas ya que no queremos ver un sólo pelo en nuestro cuerpo, y no esta mal. Todo ha comenzado con esas luchas que frecuentas con la cera, con la depiladora eléctrica, o con la afeitadora, hasta que llega la solución divina: la definitiva. Aquí nos encontramos con unas cuantas sesiones de depilación láser, en donde en unos cinco minutos tu axila se verá al igual que la de las modelos publicitarias. Aseguran en los centros de estética en donde se realiza que aclara tu axila y elimina el vello de raiz, y tendremos que confiar en ellos. El problema se encuentra casualmente en estos centros de estètica en donde aseguran contar con equipos de láser de alta tecnología, pero no es así. Existe un alto porcentaje de centros que trabajan con equipos privados de fotodepilación. La dificultad de estos que no aseguran suma efectividad, y además destruyen el vello sólo a nivel superficial, corriendo el riesgo de provocar quemaduras en la piel o producir problemas de pigmentación, como las manchas. Estos equipos no cuentan con supervisión médica ni personal con la intrucción adecuada, y esta información ha sido brindada por pacientes que han ido a esos centros. Debemos saber que en la estética, el láser se emplea principalmente con tres fines: la depilación, la eliminación de tatuajes y para borrar cierto tipos de lesiones vasculares, como las dilataciones venosas en la cara, y para cada caso debe utilizarse un tipo de láser específico. Durante la sesión se siente un pequeño hormigueo o ligero escozor, originado por el calor, sobre la zona que se está tratando, aunque no resulta doloroso, ya que el láser lleva un sistema de refrigeración, en este caso, que reduce la molestia. Al finalizar la sesión tan sólo se notará un enrojecimiento o inflamación de la piel, pero en poco tiempo vuelve a la normalidad, en escasas situaciones presenta manchas, ya sea por hiperpigmentación o por hipopigmentación.  Finalmente, debes tener en cuenta estas alertas y si tienes la oportunidad de convertirte en la abina del barrio, ¡Adelante!

A %d blogueros les gusta esto: