Dieta adecuada para que una úlcera no vuelva a dar molestias

Durante la época primaveral son muchas las úlceras que despiertan de un largo letargo y vuelven a dar la lata., pero que con una serie de recursos naturales conseguiremos que se atenúen sus síntomas y evitaremos de paso, que las lesiones provocadas en las paredes del estómago no vayan a más. Dieta adecuada para que una úlcera no vuelva a dar molestias

Planta de angélica y jugo de col par aliviar las molestias provocadas por las úlceras

La angélica es una planta que cuenta con una doble acción digestiva a la vez que antiulcerosa y que es la mejor alidada para todas aquellas personas que cuando tienen lugar los cambios de estación, sobre todo durante la primavera y el otoño, vuelven a sentir que sus úlceras estomacales se resienten. Para evitar estos síntomas es aconsejable tomar una infusión de esta  hierba hervida en 40 gramos aproximadamente  de agua y beber un vaso tras cada comida. Si se está embarazada no debe utilizarse.

El jugo de col ayuda a reparar la mucosa del estómago siempre que se beba un vaso antes de cada una de las comidas, ya que acelera la curación de cualquier llaga, por muy pequeña que sea, que se encuentre en las paredes del estómago, reduciendo también el tiempo que tarda en cicatrizar una úlcera. Esta bebida consigue regenerar las células que se encuentran en las mucosas gástricas a la vez que logra estimular la secreción de una especie de gel, conocido como mucina y que recubre las paredes de nuestro estómago protegiéndolas de los jugos ácidos.

Uña de gato para la gastritis y melisa o salvia en vez de café

Cuando una gastritis no se controla perfectamente puede significar la antesala de una úlcera, que es una inflamación en las paredes del estómago y que se irritan por un exceso de jugo gástrico. Si se sufre de este trastorno se debe hervir una cuchara de la planta conocida con el nombre de uña de gato y que tiene propiedades antiinflamatorias, en medio litro de agua durante cinco minutos para después dejarla reposar hasta que se enfríe un poco y se cuela perfectamente. Acto seguido se bebe este líquido tres veces al día después de cada una de las comidas principales. Si se están tomando antiácidos debe evitarse la ingestión de esta planta.

En caso de padecer una úlcera, incluso si no da molestias, es preferible sustituir el consumo de café, ya sea con o sin cafeína o el té, bebidas que consiguen aumentar la secreción gástrica, por la ingestión de tisanas digestivas como el regaliz o la salvia, especialmente indicados para quienes sufren acidez gástrica, por melisa, para los nerviosos o por malvavisco en el caso de padecer reflujo gástrico.

Protectores de origen natural

Para todas aquellas personas que tiene acidez en el estómago y toman demasiado alcohol o fármacos, sustancias que llegan a debilitar las paredes de éste, pueden prevenir que una úlcera haga su aparición si incluyen en su dieta agar agar,ya que este algo forma una protección de las paredes del estómago, reduciendo por tanto, la agresión de los ácidos. Se pueden añadir unas hebras a la ensalada habiéndolas tenido en remojo durante unos 30 minutos previamente. El lino tiene un efecto similar y se deben dejar dos cucharadas durante toda la noche en remojo para beberlas al día siguiente. Las manzanas, especialmente las rojas, son muy ricas en quercitina y si se consumen una o dos al día, actúan como un espectacular protector de nuestros estómagos.

A %d blogueros les gusta esto: