El diario de una persona delgada

Ser delgada y estar en forma no se logra dejando de comer, en realidad es comiendo pero de una manera adecuada y controlada, dejando de lado el exceso de harinas y de azucares y grasa y aprendiendo que se debe hacer ejercicio para que los resultados sean óptimos. El diario de una persona delgada Se supone que es allí donde se almacenan los secretos de una persona delgada y tonificada, y aunque muchas veces no son nada del otro mundo, si necesitan disciplina y dedicación, además en la sociedad, aunque no siempre se busquen modelos, muchas mujeres prefieren estar delgadas para que se refleje en su salud. Lo importante es no confundir delgadez con algún desorden alimenticio y el cuerpo debe verse en muy buenas condiciones y no enfermo o con algún tipo de deficiencia. 

– Lo primero que por lo general hacen las chicas delgadas, es planear su alimentación, cada plato que consume al día y lo hacen con casi una semana de antelación. Prefieren todo lo fresco, ir al mercado a buscar lo que más les guste, que no sean productos procesados y que no tengan concentración en azúcar o grasa. El desayuno es una de las comidas más importantes, y esta es precisamente la comida que la mayoría de personas elimina de su rutina por pereza o falta de tiempo. Por medio de los alimentos bien escogidos, aprenden a comer mucho mejor, a activar el metabolismo y no llenar sus cuerpo de sustancias toxicas o que no ayudan a la salud. 

– Es necesario que las comidas sean 5 veces al día y dos de ellas son un tipo de onces o bocadillos, pero hay que saber escoger cuales son los más efectivos para no subir de peso, por ejemplo, las frutas son la mejor solución. Cuando una chica tenga hambre, puede escoger entre una manzana o un yogurt, ambas saciaran su deseo de comer y evitarán una concentración de harinas o azucares en el cuerpo.

– Hay que saber la dieta diaria de una persona se basa en 2000 o 2200 calorías, dependiendo de sus actividades, y aunque es necesario aprender a controlarlas, no quiere decir que una mujer se obsesione con contar cada caloría que come o prohibir todos los alimentos que conoce porque cree que todos son ricos en calorías y todos la harán engordar.  Simplemente hay que saber elegir los alimentos y complementar con una rutina de ejercicios para que las calorías de más empiecen a eliminarse. 

– Estar en forma o delgado, no quiere decir privarse de absolutamente todo, porque de vez en cuando hay que consumir algún postre, dulce o incluso hamburguesa o pizza. Hay que consumirlos controladamente y no perder la tarea que se viene haciendo de comer lo que se debe, lo sano y acompañado con agua y ejercicio. 

A %d blogueros les gusta esto: