Dieta por colores para este verano

2Es muy importante mantener los kilos a raya tanta como planificar una rutina a la hora de comida que sea divertida a la vez que sana y para ello están los productos de temporada que se pueden clasificar por colores.

Hacer de la materia prima nuestra base a la hora de cocinar y conseguir con ella el éxito en nuestra dieta tan solo consiste en reservar un día de cada semana para preparar el menú semanal, para ello te vamos a dejar algunas recetas llenas de color y rápidas de preparar con los ingredientes del verano como protagonistas.

Color amarillo

El color del verano por excelencia es el amarillo, de ahí que un gazpacho de albaricoque sea la opción perfecta para disfrutar de un exquisito menú. Aunque esta fruta no es tan demandada como el melón o como la sandía, con ella podrás potenciar tu moreno.

Para preparar este riquísimo gazpacho tan solo debes pelar ocho albaricoques, quitarles los huesos y trocear su pulpa. En el vaso de la batidora coloca dos rebanadas de pan sin su corteza, 250 ml. de yogur que sea bajo en grasa, zumo de medio limón y dos cucharas de azúcar. Tritura todo lo más fino posible y deja enfriar en la nevera durante dos horas. A la hora de servirlo usa copas bajas y adorna con un poco de hierbabuena.

Color verde

Esta es la bebida más de moda para consumir durante el día. Además de resultar muy refrescantes, sana y llena de vitaminas, es perfecta para tomar durante los días de más calor. A la hora de prepararla lava y corta tres tallos de apio junto con un pepino de tamaño mediano y dos rodajas de piña. Introduce todos los ingredientes en una licuadora con una cuchara de salvado de avena y mezcla todo hasta conseguir un líquido que no tenga grumos. Como consejo puedes añadir un poco de agua para que no resulte demasiado espeso.

Color naranja

Para que no todo sean recetas frías puedes optar por tomar unos tallarines de zanahoria con salsa de tomate y unos champiñones. Para preparar este plato lava tres zanahorias y cien gramos de champiñones. Corta los extremos y retira la piel de ambos con la ayuda de un pelador que te ayudará a sacara unas tiras en forma longitudinal de cada una de las verduras.

A continuación pica una cebolleta y un diente de ajo. Pon a calentar un poco de aceite de oliva y cocina primeramente la cebolla hasta que comience a dorarse para añadir el ajo a continuación y después los champiñones. Salpimenta y saltea durante unos cinco minutos para incorporar después doscientos gramos de tomate natural triturado.

Con el fuego al máximo, añade un chorro de vino blanco y cuando se haya evaporado el alcohol, baja el fuego y añade un poco de azúcar para corregir la acidez del tomate. Deja dos minutos más y añade las zanahorias. Vuelve a subir el fuego y cocina durante otros quince minutos removiendo continuamente para que todas las verduras se impregnar del sabor de esta salsa. Sirve con un poco de queso rallado o de albahaca fresca.

Color rojo

A continuación te vamos a proponer un postre muy sencillo de hacer a la par que muy original. Utiliza un recipiente que esté muy frio y dentro bate cuatrocientos gramos de queso mascarpone junto con cuatro cucharas de azúcar. En otro recipiente, también frío, bate ciento cincuenta ml. de nata hasta que se monte y añade el queso muy despacio mezclando muy bien con movimientos en círculos para evitar que la nata se baje.

A continuación lava trescientos gramos de cerezas y córtalas por la mitad quitándolas en hueso. Sirve en platos individuales primeramente una capa de mouse de queso y después otra de cer3ezas. Conserva este postre en la nevera hasta que llegue el momento de servirlo.

A %d blogueros les gusta esto: