Dietas para conseguir adelgazar sin tener que sufrir demasiado

Aunque parezca raro, para poder adelgazar sin sufrir no es necesario hacer dieta, sino en aprender a comer de manera correcta y aumentar el consumo de ciertos alimentos saludables y saciantes. Por eso te recomendamos que prestes atención a los siguientes tips para llevar una dieta ideal.

División de alimentos

Se pueden dividir los alimentos que no aportan nada bueno a nuestro organismo en tres grupos: los aceites, las harinas procesadas y los azúcares procesados. Y es que uno de los problemas que ocasionan es hinchazón, por consiguiente, una de las razones por la que no eres capaz de bajar de peso ya que las grasas y el almidón se van acumulando en los tejidos.

No hacer dieta

Aunque puede resultar raro, la mejor dieta es no hacerla y esto es debido a que son muchas las personas para las que mirar los envases de cualquier alimento y contar calorías, se llegar a convertir en una obsesión. Pensar en los kilos continuamente así como en lo permitido o prohibido, no es sano ni para la salud mental ni física.  Por eso lo mejor es no hacer una dieta, y menos una de las que prometen resultados milagrosos en un tiempo récord.

Desayunar bien

Desayunar de manera adecuada es primordial por muchas razonas. La primera porque aporta al organismo los nutrientes que necesita durante la jornada. Además si es completo, va a evitar que se necesite estar picoteando a media mañana así como llegar con mucho hambre a la comida.

Un ayuno prolongado va almacenando grasa ya que el organismos se pone en “modo ahorro” cuanto no recibe alimentos. Es importante que el desayuno incluya frutas, verduras, cereales y lácteos, y que se eviten los fritos, la bollería y los azúcares.

Comer más veces

Uno de los problemas de una “dieta mágica” es que reducen la ingesta de alimentos al máximo, y eso no está bien ya que el organismo precisa diferentes nutrientes. No es para nada recomendable que la comida consista en un yogur o que la cena sea un plato de sopa, pero también es conveniente saber cómo hay que alimentarse.

Lo principal es que en lugar de hacer cuatro comidas copiosas se hagan seis pero que sean de menor cantidad, es decir, puedes ingerir la misma cantidad de alimentos aunque divididos en un mayor número de comidas.

Conviene consumir cada tres o cuatro horas algo, de esta manera se llega con menos hambre a la comida o a la cena. Además el organismo contará con energía de manera continua y es estómago va a quemar grasas cada vez que haga la digestión.

Masticar bien

Cuando se come despacio se ingieren menos alimentos, ya que cuando el cerebro recibe del estómago la señal de que ya se encuentra satisfecho, suele ser muy tarde. Por eso masticar treinta veces cada bocado va a servir para que lo haga antes y además el sistema digestivo va a recibir los alimentos más procesados. También puedes usar platos más pequeños para servirte unas porciones más pequeñas.

A %d blogueros les gusta esto: