El color rojo en la decoración: atrevido pero espectacular

El rojo es uno de los colores más temidos a la hora de la decoración. Pocos son los que se atreven a escogerlo, y, sin embargo, si se sabe combinar bien , usar los tonos convenientes y complementarlo de manera adecuada, el efecto puede llegar a ser espectacularmente atractivo. El color rojo en la decoración: atrevido pero espectacular Si nos fijamos bien, el rojo es un color que en otras épocas se ha usado mucho en la decoración. Sólo nos hace falta pensar en los tapices y complementos textiles medievales, así como en los orientales, para darnos cuenta de ello. Actualmente hay algunas zonas donde está considerado un color muy corriente para pintar las paredes de una casa, por su calidez y luminosidad, como ocurre en algunas zonas de los Estados Unidos.

El rojo es un color que estimula la actividad, por lo que es aconsejable elegir para él estancias como el salón, la cocina o el baño, siendo desaconsejable para un dormitorio o para cualquier espacio destinado al reposo y al descanso.

Hemos de tener en cuenta también que hay muchos tonos de color rojo, siendo aconsejable no usar la gama más oscura a no ser que se trate de una estancia amplia. Si no es lo suficientemente espaciosa, debemos elegir entre las tonalidades más vivas.

Una combinación de las que resultan más atractivas, y en las que vas a correr menos peligro de que el resultado no te guste, es con el blanco. Se trata de una conjunción perfecta, donde puedes limitarte a pintar en blanco las paredes y dar unos toques de rojo, por ejemplo, con el sofá y complementos, o ser más audaz e, incluso pintar las paredes en rojo, con complementos en blanco, aunque en este último caso es recomendable no pintar en este color las 4 paredes, ya que podría resultar agobiante.

Una combinación también muy atractiva es la del rojo con el color gris, pero ésta no se recomienda si no se trata de estancias donde haya mucha luz del sol.

En cuanto a los muebles, el rojo puede combinar con todo tipo de ellos, armonizando perfectamente con materiales como el acero, el cristal o el mimbre. Con la madera, si ser trata de madera clara va a dar mucha calidez al ambiente, mientras que si son muebles antiguos de madera oscura otorgará majestuosidad a la habitación.

Si te decides a escoger el rojo como color para la decoración de alguna estancia de tu casa, simplemente ten en cuenta estos pequeños detalles y verás cómo el resultado es espectacular.

A %d blogueros les gusta esto: