Escapadas cerca de Dublín

Los alrededores de la capital de Irlanda, ofrecen al viajero la posibilidad de descubrir lugares tan pintorescos como el pueblo marinero de Howth o las montañas de Wicklow, o incluso pasear por la playa donde se rodó la popular película «Salvar al soldado Ryan» en Wexford. ¡Descúbrelo!

Howth

A tan solo treinta y cinco minutos en tren o en coche de Dublín, se encuentra Howth, un precioso pueblo de pescadores donde se puede pasear por sus muelles para llegar hasta el final del West Pier y degustar un exquisito pescado o marisco en sus restaurantes antes de ir a saludar a las focas o acercarse en barco hasta el «Ojo de Irlanda». También es recomendable hacer una visita a su castillo del siglo XV o pasear por sus empinadas calles repletas de casas de llamativos colores, así como admirar las ruinas de la iglesia de Sta. María. Imprescindible subir hasta la cima de Howth y asombrarse en su enorme cima rodeada de acantilados que conforma un excepcional mirador sobre la bahía de Dublín.

Parque Nacional de las montañas de Wicklow

A una hora y quince minutos se encuentra el «jardín de Irlanda», como se conoce al condado de Wicklow, gracias a sus lagos glaciares, sus picos escarpados y sus verdes prados. En él se encuentran también escondidas las ruinas de un lugar mágico: Glendaloug, un conjunto monacal perteneciente al siglo VI con algunas construcciones que todavía se mantienen en pie y por donde se puede ir caminando para admirar cruces celtas, templos y su alto torreón circular.

Castillo de Malahide

A tan solo veinticinco minutos en coche o en tren desde Dublín se encuentra el pueblo marinero de Malahide, que cuenta con una verdadera joya medieval, su castillo. Considerado como el más antiguo de Irlanda, también cuentan que se encuentra encantado.

na visita por sus diferentes sales permite contemplar sus estancias señoriales y sus habitaciones con camas con dosel y con todo tipo de detalles. Su increíble jardín con rosaledas y estanque, invita a pasear durante horas por él.

Bray

Este encantador pueblecito se encuentra situado en la línea imaginaria que separa los condados de Wicklow y Dublín. Su larga playa así como su paseo marítimo lleno de zonas verdes y de pubs, atrae a numerosos visitantes cada fin de semana.

Kilkenny

A poco más de cien kilómetros de Dublín se encuentra esta maravilla medieval que es conocida por muchos como la «ciudad de mármol», ya que esta bonita piedra, en este caso de color negro, ha servido para levantar una gran cantidad de edificios en este lugar. El ambiente nocturno de este lugar, sus talleres artesanales, sus festivales, sus calles adoquinadas en las que van asomándose iglesias, torres, restos de murallas y casas nobles, convierten a este lugar en un destino muy solicitado por los turistas que desean unas vacaciones relajadas y con muchos lugares para visitar.

A %d blogueros les gusta esto: