Estrategias para llenar tu hogar de positividad y calma

1La positividad es una emoción que se percibe desde el exterior y que se puede crear también interiormente con nuestra apertura emocional y nuestra actitud para influenciar a otras personas. Lo creas o no, tu casa también tiene su “particular energía” pero en este caso nos estamos refiriendo al ambiente que crean sus propios habitantes con sus emociones y su estilo de vida.

Una familia que esté habituada a discutir y a gritar, generará un ambiente tenso en el que nadie se va a sentir a gusto. Por otra parte una iluminación oscura, con espacios desordenados y llenos, genera una sensación de malestar y de ahogo.

Luz y calma

Es muy posible que tu hogar no tenga demasiado espacio o que no haya un balcón o una terraza o que las ventanas no sean muy grandes. Si es así, hay que aprovechar todos los espacios por los que entre un poco de luz natural al máximo, porque si hay un elemento que es capaz de aportar positividad y calma sin duda son los rayos solares.

Ten en cuenta algunas sugerencias para aprovechar la máximo la luz solar como por ejemplo que las ventanas más altas son las que generan una iluminación mucho más uniforme. Puedes también pintar los marcos de las puertas y de las ventanas en blanco para crear un ambiente donde la luz reverbera con mayor naturalidad e intensidad para ofrecer más calma.

Instalar puertas que tengan cristales, hace que la luz fluya de una manera más agradable dando mayor sensación de espacio incluso en el hogar. Los espejos resultan también muy adecuados para ofrecer más luz en las distintas estancias, así como un color cálido en las paredes. No olvides tampoco usar cortinas que lino blanco, gasa u organza, ya que resultan ideales.

Elementos con carga positiva

El feng shui es un sistema chino filosófico de origen taoista que enseña de que manera la colocación de los muebles en el hogar y los elementos que en él incluimos, impacta el el equilibrio emocional. Tanto si se cree en este tipo de corrientes como si no, resulta interesante cómo algunos materiales, luces o muebles en la casa, afectan de un modo u otro.

Piensa cómo relajan por ejemplo algunos objetos como los colgantes móviles, piedras, plantas, velas, incienso o fuentes teniendo un claro impacto sobre los sentidos y sobre el cerebro.

Un rincón de calma y vida

Las plantas son vida ya que generan color, luz y movimiento a la vez que estimulan los sentidos como por ejemplo la calma. No importa si la casa no es muy grande, siempre hay algún rincón donde se puede construir un espacio de paz.

En ese espacio se puede por ejemplo crear un pequeño jardín con plantas como orquídeas, helechos, aloe vera, lirio de paz, tronco de Brasil, un poto, un rododendro o la flor de la Luna.

Tal y cómo te hemos dicho, un hogar que tenga más luz, con colores cálidos y con objetos relajantes, generará mayor calma para sus habitantes pero también para la dinámica familiar con una carga energética positiva sobre todos sus miembros.

 

A %d blogueros les gusta esto: